Edición del Día

Relacionadas

Líneas: Un encuentro con la antesala del infierno

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: Un tipo ridículo, este ratero poquitero pero muy ladino

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: Fiesta, jolgorio, fandango abierto en nuestra FERIA

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas : PARA LOS IGNORANTOS E IGNORANTAS.

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: Consejo de la Judicatura aprueba programa operativo 2015

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: Comisiones legislativas

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: II ENCUENTRO DE CRONISTAS E HISTORIADORES (SINALOA-NAYARIT)

Por: José Ma. Narváez Ramírez.


Líneas: Los magistrados y sus difíciles tareas

Por: José Ma. Narváez Ramírez.



Líneas:_ Santiago Ixcuintla, la Cuna del Mariachi por Samaniega

Por: José Ma. Narváez Ramírez.

17 / Octubre / 2014

Parte II

Continuando con la charla que iniciamos la semana anterior con el Antropólogo y Arqueólogo tepiqueño Francisco Samaniega Altamirano, hoy prosigue su narración:

La participación institucional de nayaritas en el mundo del mariachero, es realmente muy antigua, prácticamente acompaña a la investigación que se ha editado sobre el tema, arranca en 1975 con el Prof. Nabor Hurtado, el llega a Tepic como parte de aquellas jornadas cardenistas del Plan Piloto de Educación Básica, con el objetivo de recopilar cantos y danzas tradicionales de la región nayarita, que pudieran en un momento ser incorporadas a los grados escolares, a la enseñanza de la Educación Artística en las escuelas de la región; merced a esto el Prof. Hurtado logra una muy importante recopilación llamada: Sones, canciones y corridos de Nayarit.

La primera clasificación de la música popular nayarita de la época, muy acertada y muy cercana a la riqueza que la región tenía en aquel momento, se acerca particularmente a grupos muy concretos de la región de Majadas, de Pantanal y de la ciudad de Tepic, con lo cual logra los primeros listados de música popular de la región, entre los cuales se encuentra, por supuesto entre los más conocidos, el Son de la Negra.

El Prof. Nabor Hurtado, venía de la ciudad de México, como parte de esas jornadas. Para los años 40-50s, en que comienza el auge en el estado de Jalisco, sobre la investigación de sus propios géneros de mariachi, Nayarit tampoco escapa a la investigación de los folcloristas –vamos a tener aquí a gentes como Frances Torr, quien va a realizar investigación sobresaliente- pero sobre todo tendremos un hecho que va a ser fundamental para la historia del mariachi moderno en México también, que es la emigración a la capital de la República de los primeros mariacheros profesionales desde Nayarit; vamos a tener, entonces dos vertientes de mariacheros, de los cuales tenemos uno muy destacado que es el del acaponetense Delfino Infante Cruz, el hermano mayor de Pedro Infante, quien va a lograr hacer una muy importante carrera discográfica y cinematográfica como charro cantor y como primera figura individual de la música popular del mariachi de Nayarit para el resto del país.
Paralelamente encontramos un primer mariachi nayarita que va a tener mucho éxito en la Ciudad de los Palacios, que es el entonces conocido como Los Chiales, encabezados por el señor Isidro Medina, del pueblo de San Juan de Abajo en el hoy municipio de Bahía de Banderas, entonces de Compostela, quienes hasta emigrar a la ciudad de México, son contratados originalmente por una cantante que también hacía sus pininos, Lola Beltrán, de El Rosario, Sinaloa, misma que los presenta en 1953, con Amalia Hernández, una coreógrafa muy destacda por estar en ese momento conformando el Ballet Folclórico Nacional de México. Ella se va a encargar de jalar hacia este grupo al mariachi tradicional Los Chiales, lo convierten en el mariachi Real de Jalisco, y todavía en ese momento es el Mariachi Oficial del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, un mariachi de origen nayarita.

Hemos de destacar la figura del jalisciense Francisco Sánchez Flores, doctor en Medicina, quien al lado de quien había sido el primer Secretario de Educación de Nayarit, Agustín Yáñez -para entonces Secretario de Educación Pública de México-, incorpora la figura del mariachi tradicional y de las danzas del Occidente de México con el nombre de Danzas de Jalisco, a la Enseñanza Folclórica Nacional, él era descendiente de inmigrantes nayaritas por Jalisco.

Como dato agregado, (don Luis Castillo Ledón, para entonces había muerto), quien en realidad es la gran promotora en este momento en materia cultural es su esposa doña Amalia González Caballero, quien era tamaulipeca; no solamente una de las principales promotoras del arte en México de mediados del Siglo XX, sino que es considerada una de las figuras ilustres del Estado de Tamaulipas, tanto así que la Biblioteca y el Teatro de esa entidad, llevan el nombre de Amalia González Caballero de Castillo Ledón.
Ella fue la primera mujer mexicana en representar diplomáticamente a México, fue Embajadora ante los gobiernos de Suecia y de Noruega.

En 1963, inicia en Nayarit el registro estatal de Bellas Artes, vamos a tener aquí la presencia de la Maestra Socorro Sánchez Vázquez, con ella arranca el rescate del folclor nayarita al lado del Prof. Miguel Palafox Vargas, también un ilustre jalisciense emigrado de la región –ella era capitalina- ambos conforman el Primer Grupo Folclórico Nayar, pero también ven nacer en el 63, el primer Mariachi Tradicional de Nayarit, que todavía existe y que es uno de los pilares de la música popular de todo el país.

Al lado de este mariachi y del Grupo Nayar, en 1967 se incorpora en Monterrey, un destacado folclorista llamado Jaime Buentello Bazán, que luego se muda a Tepic, y quien va a ser hasta 1980, uno de los pilares de la danza y de la música nayarita. Aquí hemos de destacar a los dos Sergios: García Pérez y Sartiaguín Montes, dos brillantes alumnos de Buentello, ambos grandes promotores principales de la cultura popular en Nayarit. Por supuesto estamos hablando de muchos, muchos grandes bailarines y coreógrafos, diseñadores, musicólogos, que han resultado justamente de la escuela del Profesor Jaime Buentello Bazán
Un logro muy importante de esta época fue que en 1967, en ocasión de las Olimpiadas de México 68, se convocó al primer certamen de folclor del Occidente de México, para ver qué grupos iban a representar al país en esas justas de alto nivel, esa vez compitieron en el Teatro Degollado el Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara y el Grupo de Danza Nayar, obteniendo el primero y el segundo lugar y participando ambos en la Embajada de México 68.
Eso representó un gran impulso para el folclor en Nayarit, que en los años 70 ven aparecer también un muy importante folclorista, quizá el más importante para la música del mariachi en México, que es el doctor Jesús Jáuregui Jiménez, jalisciense creado en Tuxpan, Nayarit, -nayarita de crianza- y que es el autor del libro El Mariachi, que es el libro clásico de la música del mariachi en México, y que en buena medida va a revelar, verdad, la riqueza de esta región en torno a esta música.

También en los años 70 hemos de destacar la participación del Prof. Pedro Castillo Romero, cronista emérito de la ciudad de Tepic, quien crea un libro llamado: Santiago Ixcuintla, Cuna del Mariachi, en 1973

Pero Control Señores Control que en la próxima entrega continuaremos con la disertación histórica del Antropólogo-Arqueólogo Francisco Samaniega Altamirano Nos veremos

311 145 18-81