Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



LIBRE PENSAMIENTO> ALERTA EN LAS PENALES

JULIO CASILLAS BARAJAS

07 / Marzo / 2016

El Sistema Penitenciario Federal gasta en promedio 140 pesos diarios para mantener a cada reo que se encuentra en sus cárceles. Al año mil 703 millones 209 mil 173 pesos de nuestros impuestos se usan para la manutención de las personas privadas de su libertad.

Entre los gastos a los que se destina esa cifra se considera la alimentación, vestimenta, medicinas, agua potable, salarios de custodios, energía eléctrica, mantenimiento de las instalaciones, materiales, así como las labores artísticas, educativas, deportivas y culturales a las que los reos tienen acceso.

Sin embargo, lo que pasa adentro de estos centros es terrible: corrupción, extorsiones, agresiones y abusos al por mayor, debido al auto gobierno y a la complacencia de las autoridades penitenciarias.

Ello fue revelado por el estudio La transformación del Sistema Penitenciario Federal en el apartado de ‘Diagnóstico’, elaborado por el investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, Guillermo Zepeda Lecuona.

Del dinero gastado en mantener a los reos en cárceles federales durante el 2014, en lo que más se gastó fue en la alimentación de los internos: 1,476 millones de pesos fueron gastados, de acuerdo con las cifras del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), un órgano que forma parte de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El Distrito Federal tenía en 2015, 38 mil reos, el Estado de México, 25 mil, Jalisco, 18 mil y Baja California 16 mil; estos son los estados con mayor número de presos, de acuerdo al OADPRS.

En los 17 Centros Federales de Readaptación Social se encuentran 24,974 reos considerados de alta peligrosidad.

El costo de mantener un reo es mayor que el dinero destinado a cada alumno de bachillerato de la UNAM, a quienes se les destinaban 115 pesos en 2014.

Es necesario abrir un debate sobre el funcionamiento de estos centros y ver por su mejoramiento. En Nayarit, el CERESO está construido para 5 reos y atiende más de dos mil 500 según cifras extraoficiales.

Urge pues analizar este rubro para que no pasen incidentes como los de Nuevo León, recientemente, donde hubo muchos muertos y se exhibió el cochambre de las penales nacionales.

VEREMOS Y DIREMOS.