Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Cumplir y hacer cumplir la ley, una falacia

Por Sergio Mejía Cano


Visión Política: A un año de gestión reprobados la mayoría de los presidentes municipales.

Por Edmundo Virgen


¡Falta de confianza!

Francisco Javier Nieves Aguilar


VISORÍAS

Por Jorge S. Casillas Barajas


CON PRECAUCIÓN: Un servicio social sin fines de lucro

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: LA POLÉMICA DEL PRÉSTAMO ENTRE ECHEVARRIA Y CORA

Por Fernando Gutiérrez Meza


La humildad del buen Rafa

Francisco Javier Nieves Aguilar


Espadazo Municipal

Por: Mario Luna



LA CREME: Clásico madruguete

Por Norma Cardoso

02 / Octubre / 2017

Como dicen, la gente se cansa de tanta p transa. Muchas asignaturas pendientes tiene este nuevo gobierno estatal que encabeza Antonio Echevarría García, para disminuir, por lo menos, algo del cochinero que dejó el mal gobierno de Roberto Sandoval Castañeda, tales como: la inseguridad, que se trabaje con los perfiles adecuados, las tarifas del transporte público que incrementaron de manera unilateral, el desquebranto en la UAN y los permisos que se agandallaron líderes del autotransporte y servidores públicos, las obras malhechas y las inconclusas, el saqueo de las arcas solo por mencionar algunos temas.

Una de esas tareas es investigar la escandalosa repartición de permisos de taxis, combis y otros, dados a los principales líderes del autotransporte y sus secuaces, que ya es de dominio público.

Se dio a conocer a través de redes sociales de gente que labora en la propia Dirección de Tránsito del Estado, cuyo titular era Ricardo Fonseca, que los días 15 y 16 de septiembre pasado, los tuvieron trabajando (solo al personal más allegado) hasta las dos de la mañana realizando el trámite de los casi dos mil permisos que, se dice, se otorgaron en todo el Estado; y que por realizar el papeleo, a cada uno le cobraron 13 mil pesos, aunque hay quien dice que pagó 16 mil pesos.

Según los que saben, los líderes del autotransporte, quieren que los ojos estén en las tarifas del pasaje y pase desaparecido lo que se dio en lo obscurito, o sea, la indiscriminada asignación de permisos de taxis y combis, que ahora quieren malbaratar, lo que ha ocasionado un daño a la economía de las personas que ya tenían permisos de taxi. Hay quien ya está vendiendo sus permisos de Bahía de Banderas en oferta: cinco permisos por un millón de pesos.

De acuerdo con lo relatado por algunas personas que trabajan en Tránsito Estatal, de manera descarada se agandallaron un gran número de permisos de taxis, no solo de la capital nayarita sino de diversas partes de la entidad, siendo los líderes, obviamente, los que se embolsaron los permisos de mayor valía como son los de Bahía de Banderas.

Todo lo anterior en contubernio con quien fuera el titular de la Dirección de Tránsito del Estado, Ricardo Fonseca. Cabe mencionar que hubo descontento de los trabajadores de dicha dependencia ya que esta repartición alcanzó para algunas secretarias y colaboradores cercanos a Fonseca, quienes pudieron obtener de uno a tres permisos; sobre lo anterior, los propios trabajadores de dicha dependencia gubernamental y que no fueron beneficiados con algún permiso, fueron a reclamarle, al entonces, gobernador del Estado Roberto Sandoval Castañeda, quien no movió ni un dedo.

Lo anterior fuera de total legalidad, ya que de acuerdo a la Ley de Tránsito y Transporte del Estado de Nayarit, en su artículo 16, menciona que en ningún caso los funcionarios y empleados que laboren en la Dirección (de Tránsito) podrán disponer en provecho propio o de sus familiares, permiso otorgado por el Estado para prestar servicio público de trasporte. Dicha prohibición se extiende hasta por un año después de haberse separado de sus funciones.

Además de esto, también recibieron permisos trabajadores de otras dependencias de gobierno como la Secretaría General de Gobierno y otras oficinas que dependen de ésta.

Los trabajadores del volante han visto que sus ventas están por los suelos y ya hasta han tenido que parar sus unidades por tantos taxis que andan circulando. Además, recuerdan la falta de palabra de Roberto Sandoval, quien les dijo que no daría permisos de taxi para no afectarlos.

Es así que los choferes afectados, solicitan que el gobernador Antonio Echevarría García, quite estos permisos que se agandallaron solo unos cuantos.