Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Palabras, palabras

Por Sergio Mejía Cano


REDESCUBRIENDO: Construyendo Relaciones Sanas.

Por: José Miguel Cuevas Delgadillo.


¡No te rías! ¡eh?

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


NUMINOR: ¿Realmente estamos en los Tiempos Finales?

Por Agustín Almanza Aguilar


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


CON PRECAUCIÓN: Bancarrota en muchos aspectos

Por Sergio Mejía Cano


LA CREME: CAERÁN LOS CACIQUES SINDICALES

Por Norma Cardoso


VISOR NAYARITA: LIBERALES NAYARITAS CELEBRAN SU SEGUNDO CONGRESO ESTATAL.

Por: Francisco Pérez Gómez.



Con Visión ciudadana : Nayarit y sus municipios en la lupa nacional

Enrique Vázquez

17 / Octubre / 2017

Tras la algo previsible salida de Margarita Zavala de las filas del Partido Acción Nacional, el Frente Ciudadano necesita desesperadamente recuperar la confianza de los electores indecisos, esto es así, si tomamos en cuenta que incluso la salida de un personaje publico tan notorio, no mueve de manera súbita las bases panistas, las cuales dicho sea de paso, no son ni cerca de numerosas como lo son las del priismo a nivel nacional, sin embargo, la Sra. Margarita Zavala y el expresidente Calderón si sumaban positivos a la alianza o mejor dicho frente ante los ojos del grueso de la población, positivos que hoy se han esfumado al parecer de forma defintiva, desde otro frente pero en el mismo sentido, el continuo arrastre que registra Rafael Moreno Valle, con su constante exposición a nivel nacional, suma a los problemas que el Frente Ciudadano debe resolver a la brevedad.

Un camino pudiera abrirse al exaltar los gobiernos emmecistas, que en Jalisco han hecho un trabajo verdaderamente sobresaliente, encabezados por su figura más notoria y virtual Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, el Frente puede escudarse en esta actuación virtuosa, sin embargo, cierto también es que a nivel nacional el partido Movimiento Ciudadano y el caso especifico de Jalisco, no es ampliamente reconocido.

Luego entonces, se vuelve necesario un triunfo del propio Frente, un ejemplo de que la coordinación y trabajo en equipo no son cuentos chinos o mecanismos simulados para ganar votos y conquistar las urnas, ahí, en este punto tan delicado, es donde Nayarit, entra al juego y puede ser la piedra angular de las pretensiones del Frente Ciudadano y su hipotetico triunfo en la contienda de 2018.

Al triunfar en junio pasado, la alianza que encabezó Antonio Echeverría García y todos los presidentes municipales emanados de esta misma modalidad de organización, son el ejemplo idóneo de los alcances del frente y pudieran ser punta de lanza en el esfuerzo rumbo a 2018, obviamente los votos que aporta Nayarit son meramente significativos en la elección, sin embargo, el buen o mal papel que desde este momento se realice en Gobierno del Estado y en todos y cada uno de los municipios, será clave en el desarrollo de las preferencias electorales.

Falta verlo, pero un turista nacional, que vea en Bahía de Banderas un gobierno activo, preocupado por la gente, presente en el territorio, será un ciudadano consciente que las promesas del Frente Ciudadano tienen un profundo valor moral, un municipio como Compostela o Ruiz que rápidamente tomaron medidas para atender a la población y sus reclamos son una estadística clara que hoy ya está a favor del frente, un Tepic que logra salir de las cenizas y actuar a pesar de la precariedad financiera heredada, denota el compromiso y la capacidad de los candidatos elegidos vía Alianza o Frente, obviamente esto requiere de participación, trabajo y difusión a nivel nacional de lo que en Nayarit se está cocinando, pero insisto no sería extraño ver que a nivel nacional se tome esta decisión.

La senda está dibujada, los munícipes y el actual gobernador ya están haciendo su parte por llevar bienestar a la población, si el Frente Ciudadano aprovecha o no este valioso recurso, depende enteramente de sus dirigentes pero en lo que esto sucede o no, el favorito y puntero de la contienda de 2018, Andrés Manuel López Obrador, se saborea el momento en que llegue al Congreso de la Unión a saborear su triunfo, ¿podrá alguna fuerza política hacerle frente?