Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



REDESCUBRIENDO: Hijos Exigentes, Padres Obedientes.

Por: José Miguel Cuevas Delgadillo

17 / Octubre / 2017

La forma de educar a los hijos se ha modificado. Hace algunas décadas la formación era autoritaria, rígida y con poco afecto. En la actualidad los roles de la forma de ejercer la paternidad y maternidad han cambiado. Ahora se vive el extremo contrario: el consentimiento excesivo de los hijos. Las madres y padres actuales se han convertido, por lo general, consentidores y permisivos, lo que ha provocado una conducta exigente en esta nueva generación de niños y jóvenes. Es vergonzoso como algunos padres no pueden controlar a sus pequeños hijos, a los pequeños tiranos. Hoy más que nunca los padres les cuesta trabajo ejercer la autoridad paternal. Si algo se debe retomar de la antigua forma de educar a los hijos e hijas, podemos mencionar que la exigencia, los límites y la austeridad son tres pilares que no debemos desechar. La exigencia con prudencia, es decir, enseñar a los hijos a cumplir con sus responsabilidades de acuerdo a su edad y capacidad, pienso que todos los niños de 5 años pueden recoger sus juguetes, tender su cama y llevar su plato y vaso al fregadero. Los límites de conductas, acciones y pretensiones de los hijos lo deben poner los padres y madres, no los hijos. El asunto de la austeridad es muy importante en nuestros días, hoy educamos a nuestros hijos con el siguiente principio: le voy a dar a mi hijo todo lo que no tuve de niño, no quiero que nada le falté a mis hijos. Muchos padres y madres se preocupan por darle a los hijos todo lo material: celulares sofisticados, laptops, pantallas de plasma, etc. Debemos enseñar a los hijos que no siempre es posible darles lo que piden. Cuantas veces sedemos a las pretensiones de nuestros hijo, o en algunos casos exigencias, para evitar que el niño llore o no sea lastimado en su autoestima, con esta postura terminamos formando hijos tiranos, controladores de sus padres, lo que provocará que el niño no toleré que le nieguen sus deseos y exigencias, fomentando una conducta de intolerancia a la frustración, altamente sentimentales. ¿Qué debemos hacer para evitar que mi hijo se convierta en un niño tirano? A continuación lo resumimos en los siguientes puntos:

1.Proveer de un ambiente creativo y constructivo.

2.Disciplina con amor.

3.Establecimiento de reglas simples y claras.

a)Presentar la regla;

b)Explicar por qué se estableció;

c)Explicar para qué la regla;

d)Delimitar la regla en casa.

4.Implementa consecuencias naturales y razonables frente a conductas irresponsables.

5.Proveer ambientes positivos.

6.Enseña a competir y a colaborar.

7.Rechazo de la conducta no de la persona.

Debido a lo anterior, el Instituto Milenio organiza la Conferencia titulada: Hijos Exigentes, Padres Obedientes. Se llevará acabo el próximo jueves 19 de octubre a las 6:00 de la tarde en calle Puebla 133 Altos entre Mina y Miñón. Para mayores informes y APARTAR TU LUGAR comunícate al Celular 311 136 89 86. ¡No Faltes! CUPO LIMITADO. Hasta la próxima.