Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Las cuotas escolares deben de ser abolidas para siempre

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: DÉMOSLE EL BENEFICIO DE LA DUDA AL PEJE

Por Fernando Gutiérrez Meza


El tiempo, nuestros hijos

Francisco Javier Nieves Aguilar


¡Y yo muy obediente!

Francisco Javier Nieves Aguilar


CON PRECAUCIÓN: Unificación y afinidad de criterios

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: EL GOBERNADOR INTERVENDRÁ EN ALTOS COBROS DE CFE

Por Fernando Gutiérrez Meza


Conjeturas: El IPROVINAY regularizará colonias populares

Francisco Cruz Angulo


VISOR NAYARITA: EL ACTUAR LEGISLATIVO

Por: Lic. Francisco Pérez Gómez



Numinor: Piensa mal y atinarás: La Militarización en el País

Ángel Agustín Almanza Aguilar

15 / Diciembre / 2017

Las elecciones federales del entrante 2018 se avizoran muy problemáticas, donde vemos, una vez más, la voluntad del pueblo mancillada ante un colosal fraude por parte de esa delincuencia organizada que está en el poder político actualmente, pues no se dejará vencer y dejar su ‘Modus Vivendi’ depredatorio.

Esta clase gobernante tiene en su mira, también, posibles protestas de naturaleza muy violenta por parte del pueblo, que ya está sumamente harto de tanta corrupción y cínica impunidad.

Con Meade Kuribreña –al que la mayoría de ‘paleros’ y parásitos del sistema putrefacto vieron que sí la vá a hacer por el sólo hecho de estar más bonito que Ernesto– continuaría el saqueo ‘institucional’ y ‘patriótico’.

El pueblo nunca ha estado realmente en el poder, no conoce, pues, la verdadera democracia, y ha sido víctima tan sólo del populismo y la demagogia, tan querida por los poderosos; le han dicho siempre: ¡Toma Chango tu Banana! Y, como dijo Javier Sicilia, ¡Ya estamos hasta la madre!. Pero, ante esta preciosa oportunidad de deshacernos del pesado lastre político que nos asfixia y atosiga, ¿por quién votar? El que apuntaba para ese verdadero cambio, el ‘Mesías’ tabasqueño, acaba de patear a la gente con su reciente –absurda– declaración, de que, para que haya paz en el país, debería contemplarse la posibilidad de una amnistía a os grandes capos del narcotráfico ¿Qué habrán pensado los familiares de las víctimas de esos monstruos inhumanos?

La pobreza –y el hambre– han aumentado demasiado en este nefasto sexenio, y esto es alarmante, digo, por la reacción que pueda tener el pueblo, que es lo que teme el gobierno federal. Así empezó la revolución

Y, ante este siniestro panorama, se decidió imponer la llamada ‘Ley de Seguridad Interior’, que no es otra cosa que una militarización en el país, donde las fuerzas armadas actuarían, prácticamente, a la voz del amo, su Comandante Supremo, el Presidente fruto del fraude electoral Piensa mal y atinarás, dice la Vox Populi.

Leíamos, en la socorrida revista Proceso, una entrevista que le hizo la reportera Jesusa Cervantes al ex Auditor Superior de la Federación, Arturo González de Aragón, y al pedir opinara sobre la política nacional no se anduvo con ambages ni circunloquios, con rodeos pues, y la calificó como un gran ‘estercolero’

Veamos algo de lo que expresó: México se ha convertido en la República de la impunidad, porque no somos capaces de castigar a nadie (¿No se le vino a la mente la posibilidad de que eso vaya a suceder con Roberto Sandoval y secuaces?) Continuemos: La corrupción, el cinismo y la desvergüenza de muchos miembros de la clase política son distintivos de nuestro tiempo.

Peña Nieto está dejando un México desastrado y, la mejor imagen, algo muy emblemático y significativo, lo fue aquél pasado día de la Bandera cuando, al estar tratando de izarla, se desgarró la misma. Ante esto externó lo siguiente: Sin haberlo planeado (sic), sin habérnoslo propuesto al izar hace un momento la bandera, nuestro lábaro patrio, pudimos apreciar: ¡No hay obstáculo, no hay desafío que pueda estar por encima de la identidad nacional, de la unidad! Y como se pudo apreciar aquí, en este espacio, está ondeando en lo alto nuestra bandera, nuestro lábaro, sentido de identidad y de orgullo nacional. (La Jornada, feb. 25).

Y el PRI ama tanto a la bandera que hasta usa sus colores –malamente– en su logotipo político Ya lo había dicho el ‘Perro’ JoLoPo: México corre el riesgo de convertirse en un país de cínicos, y así estamos hoy.

¡Firmes! ¡Ya!