Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Cumplir y hacer cumplir la ley, una falacia

Por Sergio Mejía Cano


Visión Política: A un año de gestión reprobados la mayoría de los presidentes municipales.

Por Edmundo Virgen


¡Falta de confianza!

Francisco Javier Nieves Aguilar


VISORÍAS

Por Jorge S. Casillas Barajas


CON PRECAUCIÓN: Un servicio social sin fines de lucro

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: LA POLÉMICA DEL PRÉSTAMO ENTRE ECHEVARRIA Y CORA

Por Fernando Gutiérrez Meza


La humildad del buen Rafa

Francisco Javier Nieves Aguilar


Espadazo Municipal

Por: Mario Luna



Estado de los estados: Opacidad electoral No cuadran ingresos y egresos de Meade y Anaya En precampaña, sólo AMLO equilibró sus cuentas

Por: Lilia Arellano

14 / Febrero / 2018

Ciudad de México.- Según denuncia el clero católico en el semanario Desde la Fe, los meses anteriores se ha vivido una simulación electoral y da cuenta de los dineros gastados por los aspirantes a candidatos a la Presidencia durante la etapa denominada precampaña. Han sido millones de minutos empleados en propaganda de propuestos para abanderados de las coaliciones registradas. Los independientes no tuvieron una sola oportunidad de darse a conocer, quedaron totalmente excluidos pese al requisito impuesto de presentar más de 800 mil firmas de apoyo a su participación. Todo este tiempo puede considerarse totalmente desperdiciado cuando, en menos de 60 segundos, es revelado quién es quién en el proceso que se avecina, ello basado en un renglón fundamental en el presente: rendición de cuentas.

Estos meses de precampaña llevaron a Andrés Manuel López Obrador a gastar 3 millones 171 mil 303 pesos, los cuales logró reunir quedando números iguales en los ingresos. Cuadrada la operación para ser debidamente revisada si así lo quieren. Con todo lo que arrastra el PRI, aunado a la manera en la cual están acostumbrados quienes trabajan con ellos o para ellos, estando o no afiliado a ese partido como sucede con su abanderado José Antonio Meade, los gastos se dispararon hasta alcanzar la suma de 11 millones 924 mil 24 pesos. Sin embargo, los ingresos apenas reportaron la cifra de 5 millones 823 mil 657 pesos. Sin necesidad de mediar palabra queda muy claro no sabe el candidato tricolor presentar cuentas claras pese a haber ocupado la titularidad en Hacienda. ¿Acaso no es ésta otra muestra del porqué de tantos errores?

Ricardo Anaya también ha tenido erogaciones superiores al sumar éstas 9 millones 932 mil 957 pesos contra ingresos por 2 millones 485 mil 890 pesos. En el caso de los candidatos de las alianzas PAN-PRD-MC y PRI-VERDE-PANAL, queda muy claramente expuesta una realidad que supera los millones de minutos gastados en fabricarles una imagen engañosa a todas luces. Sus propuestas de rendir cuentas claras, de combate a la corrupción, de administraciones intachables y hasta de austeridad, quedan invalidadas. Habrá de esperarse gastos todavía mayores en virtud de hacer contrataciones de todo tipo sin dejar rastro, sin solicitar comprobación. Estas cifras son apenas el principio de los compromisos a los cuales deberán responder multiplicando cada peso mínimo por un millar.

La Arquidiócesis mexicana seguía puntualmente los números desde hace tiempo destacando el silencio del INE cuando con cifras reportadas hasta por más de 5 millones en gastos, señalaban ingresos por apenas 600 mil pesos. En el editorial del semanario Desde la Fe, revelan ascienden los gastos de 95 aspirantes al senado y 695 a la diputación federal, a 6.2 millones de pesos, manteniendo ingresos del orden de 1.7 millones. Estos datos demuestran que el INE es una autoridad desdentada y débil que tiene encima una maraña casi imposible de deshacer de forma pronta y expedita. De ahí arranca la percepción de estar preparados en ese Instituto para respaldar, sino es que cometer, cualquier tipo de fraude electoral.

A la llamada simulación electoral, se agregan otras estrategias en donde la farsa está muy mal montada. Una de ellas se centra, como señalamos ayer en estas mismas líneas, en la pretensión de hacer pasar a José Antonio Meade como: un buen hombre. Un hombre bien intencionado, un sujeto bonachón. Otras aparecen mostrando al enemigo a vencer, López Obrador, como un admirador, seguidor, imitador de Hugo Chávez, Nicolás Maduro o, una vez intentado el desprestigio, con Lula da Silva. Y esa como muchas otras ideas deben surgir de mentes descerebradas porque, solamente para empezar a marcar diferencias, la formación de los mandatarios venezolanos es totalmente militar y en el caso de Chávez, la integración del gabinete también respondía a ese sector. La izquierda brasileña no tiene ninguna similitud con la mexicana y mucho menos con las exposiciones del tabasqueño. Inclusive, las condiciones económicas de esos países y las de México son totalmente distintas.

Es penoso revelar las dudas sobre el video en el cual presentan a dos jóvenes integrantes de la policía federal supuestamente secuestrados y encañonados por un grupo de hombres encapuchados luciendo armas largas. Hace tres días, en Cancún, encontraron el cuerpo de un policía federal quien fue ejecutado y también maniatado. El encuentro, según el reporte oficial, tuvo lugar en un paraje alejado. ¿Desde cuándo los asesinos les avisan a sus víctimas que van a sacrificarlos? Ese video sólo pudo salir de oficinas de gobierno y tal parece existe un empeño por, primero, victimizar a los uniformados creando esa atmósfera con la cual se demuestra exponen su vida intentando proteger la nuestra y, por el otro, tal vez sea esa la entrada para, dentro de muy poco, hablar de terrorismo.

¿Quién sale ganando con estos montajes? De iniciar alarma por presunta presencia de terroristas, el resultado conduce a un estado de excepción y, con ello, todo puede pasar. Y es que lo visto es una mera copia de los expuestos en tierras árabes y la difusión, por si no lo tomaron en cuenta, revela a quienes todos los días enfrentan el temor, el miedo a ser asaltados, secuestrados o asesinados, la incapacidad policiaca actual, la deficiencia en grado superlativo porque resultaron incapaces de garantizarse para ellos seguridad y, más aún, llegaron al grado de ser una caricatura carnavalesca, sin despertar ni el más mínimo respeto.

El joven policía federal asesinado apenas tenía unos meses de haber ingresado a esa corporación y esas sí son las víctimas, no necesitan fabricarlas. Se reconoce también han perdido la vida decenas de militares. De ese lado también hay viudas, huérfanos, madres y padres sin consuelo. Es una perversión alejarlos de los reconocimientos ciudadanos naturales poniendo en marcha estas farsas y, para quien no lo crea, les recordamos los cientos de millones de pesos pagados por Genaro García Luna para la realización de una serie policiaca en donde se luciera a uniformados mexicanos como superhéroes. Nunca tuvieron éxito y la audiencia se derrumbó en el segundo capítulo.

O ¿qué tal los náufragos? O ¿quién le gana al chupacabras? O

¿CUÁLES AVANCES CON EPN?

Por todos los medios, el actual inquilino –incómodo, para millones de mexicanos- de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, insiste tercamente se le reconozca como México ha avanzado en su sexenio. Pero la población en general y los principales actores sociales no encuentran los presuntos beneficios alcanzados durante su administración. Lo visto en el presente es una caída general del consumo, aumento de la pobreza por pérdida del poder adquisitivo a consecuencia de la inflación detonada por el gasolinazo de 2017, baja inversión pública y un incremento de la deuda de 80 por ciento respecto al monto alcanzado cuando arrancó el sexenio.

En los albores del actual gobierno federal la prospectiva descrita en el Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo era que con las reformas estructurales México crecería en más de 5 por ciento del PIB en 2017 y 2018. Pero, la realidad muestra el crecimiento se estancó en tan sólo 2 por ciento, al igual que en los sexenios anteriores. Ni siquiera se ha acercado al escenario inercial de tasas de 3 por ciento, al haberse registrado en 2016 y 2017 un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.9% y 2.1%, respectivamente.

Es una realidad en este sexenio el crecimiento económico no conocerá de tasas cercanas al 5 por ciento del PIB, a pesar de las reformas estructurales aprobadas desde el cierre de 2012. La economía no ha logrado consolidar un avance durante las últimas décadas, con problemas estructurales que no han sido rebasados por las reformas aprobadas durante la presente administración, señala el Centro de Estudios de la Industria (CEI), perteneciente a la Concamin. Los cambios se realizaron, pero el crecimiento no llegó, aún la reforma energética no se ha convertido en el propulsor de una mayor producción de petróleo y gas, así como de otros energéticos y sus derivados más baratos, precisó el CEI.

Por el contrario, agregó, la importación de estos últimos presionará la economía en 2018; la evidencia es contundente, aún las autoridades del Banco de México lo admitieron El objetivo inflacionario no fue alcanzado y a ello contribuyó tanto el desequilibrio generado por la liberación del precio de las gasolinas como la depreciación del peso frente al dólar La autoridad monetaria reconoce que para 2018 la presión de ambas variables continuará, tanto por el ciclo político como por la renegociación del TLC, lo cual México deberá aceptar ya sea bajo la forma de su fin o por la firma de un acuerdo, subrayó el CEI.

La expansión económica prometida por el régimen de Peña Nieto no se logrará en esta administración a pesar de asegurarse las reformas estructurales tendrían un efecto multiplicador, porque además de sobreestimarse el potencial de los cambios al marco jurídico, se pensó serían mágicos y se olvidó atender temas para complementarlos, como el combate a la corrupción y el fortalecimiento del Estado de Derecho. Para el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada Pascal, el factor que más afectó fue la falta de inversiones. Las reformas debieron haber sido acompañadas con combate a la corrupción, inversión pública y privada, así como certidumbre jurídica, añadió.

Además, varios factores externos también han afectado los resultados en este sexenio, como el alza de tasas de interés en Estados Unidos y en México; el impacto de la inseguridad en los planes de inversión de las empresas; la incertidumbre generada por la renegociación del TLCAN y por el proceso electoral, de acuerdo al análisis de la Concamin.

SOMBRÍO PANORAMA CARIBEÑO

El montaje de farsas parece no tener fin y así como lo vemos a nivel federal y en ámbitos tan delicados como la seguridad o –en el presente- el electoral, se llevan a cabo en el terreno económico en donde las matemáticas, la ciencia más exacta, no debería admitir estas presentaciones y llegan tan lejos que hasta los reportes son interpretados de acuerdo a la necesidad de ponerse una estrellita en la frente. Así viene sucediendo en el gobierno quintanarroense. La información oficial recibe tal carga de maquillaje respecto a lo informado por las calificadoras internacionales que cae en el engaño más burdo que pueda imaginarse. Aunque bien valdría la pena resaltar es la calificación ciudadana la que debiera contar y, en su caso, hasta premiar a quien maneja realmente con transparencia y decoro los recursos públicos. ¿Qué saben los de HR Raitings de todas las carencias ciudadanas y de las necesidades reales de infraestructura y hasta de promoción turística? ¿Saben, están informados de las licitaciones amañadas para favorecer a empresas poblanas para así cumplir con compromisos de campaña? Parece que nada, como tampoco habrán de estar enteradas del proceso judicial aplicado a quien manejó las finanzas durante el año de su reporte.

Oficialmente presumen orden en las finanzas y señalan como logro de una mejor calificación el haber reestructurado convenientemente la deuda -¿convenientemente para quienes?-; señalan hubo reordenación en el gasto -¿cuál gasto si no cubrieron ni siquiera las obligaciones con la burocracia el fin de año y están impedidos de poner en marcha la promoción turística pese a contar con los fondos aportados por impuestos recaudados por hoteleros? Interpretaron el reporte, tomaron renglones favorables a la gestión gubernamental actual, y lanzaron vivas y porras con las cuales se glorifica al mandatario y se lanza tremendo salvavidas para Juan Melquiades Vergara a manera de respuesta a la exigencia de los quintanarroenses para checar cada uno de los movimientos realizados por este personaje durante el tiempo en el cual se desempeñó como titular.

HR Raitings, en su análisis, destaca hubo un mejor desempeño en los Ingresos de Libre Disposición, es decir, aquellos no etiquetados y cuyos registros les permitieron presentar balances más sanos, pero ello, con la finalidad de poder allegarse aprobaciones para nuevas deudas y contar con una flexibilidad mayor para manejar los recursos. Quintana Roo está clasificada dentro de las entidades con niveles elevados de endeudamiento y el servicio de la deuda se encuentra por encima del 170 por ciento. ¿Es esa la realidad que se aplaude?

Y son tan, pero tan sanas estas finanzas que anuncia el oficial mayor nuevos ajustes a los gastos. Sustentaron la aprobación de la reestructuración de la deuda en la posibilidad real de contar con el dinero suficiente para hacer frente al gasto corriente, pero también para poder poner en marcha proyectos de obra pública prometidos durante la campaña y aquellos necesarios para no detener el desarrollo del estado. Sin embargo, no hay testigos de la realización de éstos y resulta ser ya no habrá pago de gasolina y se reducirán los viáticos, además de establecer la prohibición de viajar los funcionarios con acompañantes. Si así no recorren comunidades, ahora menos y eso de llevar compañía ¿gasta más un vehículo con 6 o 7 o 12 pasajeros que uno con dos?

Cuando se conozca el monto de los viáticos del gobernador se sabrá si se tienen puntos de comparación y si se atreverán a traer a los escoltas con una comida al día y siempre y cuando sea corrida y corriendo. Aunque lo peor no está en esas medidas sino en lo que viene: OTRO RECORTE DE PERSONAL. Pero eso sí, HR Raitings mandó una bendición, afirman, y con ello quienes quedarán desempleados deben sentirse felices y satisfechos con las decisiones gubernamentales porque todo se hace con amor a Quintana Roo, a Puebla y a quienes signifiquen alianzas con todo y vergüenzas.

Ahora que, si lo anterior no resultara suficiente, los biólogos, ya no los ambientalistas ni los urbanistas ni los ciudadanos temerosos del futuro del estado ante tanta depredación, exigen a los curuleros que antes de aprobar la Ley de Asentamientos Humanos y Reordenamiento Territorial los escuchen porque son de alto riesgo las aprobaciones hechas y en las cuales se han afectado áreas verdes, mantos acuíferos. Esta llamada surge a raíz de haber anunciado en Cancún se abren las puertas para todo tipo de autorizaciones a cambio de una compensación económica o, para decirlo de mejor manera, registrarán una parte de estos ingresos porque, sabido es, para lograr todo tipo de construcciones o aumentar densidades, quienes recurren a las autoridades entregan fuertes sumas de dinero que se queda en los bolsillos de quienes aceptan participar en el negocio.