Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



Rojo y Negro> INFLUENZA 2018

Fernando Aguilar

23 / Febrero / 2018

La Influenza y sus complicaciones cuestan 500 mil pesos por persona; un millón en hospitales privados
Recomiendan tomar medidas preventivas y de contención, debido a que todavía se espera la presencia de 15 frentes fríos.

México registra anualmente 26 millones de casos por Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) en promedio, el 60 por ciento causadas por virus, que incluyen neumonías e influenza; 15 mil personas mueren por neumonía, el 2 por ciento corresponde a influenza. Los costos por tratamiento oscilan entre los 3 mil y 500 mil pesos en institución pública, y hasta un millón en privada, advirtieron los especialistas José Luis Sandoval y Arturo Martínez.

Según el Informe Semanal para la Vigilancia Epidemiológica de Influenza de la Secretaría de Salud, del 1 de octubre de 2017 al 25 de enero de 2018 se confirmaron 1 mil 509 casos positivos de influenza, un 17 por ciento más que el mismo periodo anterior, en el que se presentaron 1 mil 252 casos.

Aunque respecto del año anterior hay un incremento, la situación está bajo control y una cifra alentadora es que la mortalidad y complicaciones han disminuido en 30 por ciento, reiteró el Jefe de Infectología y Microbiología y Encargado del Diagnóstico de Influenza del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas (INER), Arturo Martínez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que cerca de 1 billón de personas contraen esta enfermedad cada año y 500,000 personas mueren a causa del padecimiento alrededor del mundo. En el siglo pasado hubo tres pandemias por influenza importantes, una en España en 1918, que mató a 50 millones de personas (más que la Primera Guerra Mundial) y dos en Japón que mataron a cerca de 1.5 millones de personas.

La gripe, gripa o influenza es una enfermedad infecciosa proveniente de aves y mamíferos como cerdos, causada por un tipo de virus ARN, con repunte considerable de octubre a marzo, es decir otoño- invierno, de allí el nombre de estacionales; mismas que se agravan en los grupos más vulnerables: niños, adultos mayores, embarazadas y con comorbilidad, por ejemplo, personas con diabetes.

La influenza es muy contagiosa, su forma más eficiente es a través del contacto directo, es decir, al estar cerca de una persona enferma cuando estornuda, saludarla o tocar objetos contaminados, pasa manos, asientos, escaleras en el transporte público y en seguida llevarse las manos al rostro; porque sepa usted que nos tocamos la cara entre 7 y 10 veces por minuto, 7 mil 200 en 12 horas, es decir en el transcurso del día, según el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales.

El virus de la gripe comprende cinco géneros: Influenza virus A, B, C, Isavirus y Thogotovirus, pero solo los tres primeros (influenzavirus) son causantes de gripe. Cada género a su vez se subtipifica y las cepas o subtipos se designan siguiendo este criterio: Tipo del virus gripal, lugar de origen, número de cepa, año de aislamiento, subtipo según estructura H/N (por ejemplo: «A/Hong Kong/5/68 (H3N2)»

Precisamente un subtipo del A H1N1 apareció en México en 2009, y cuya presencia, se pensó, sería devastadora; sin embargo, para fortuna de los más de 112 millones de habitantes, principalmente de las grandes ciudades, donde se vivieron días de parálisis, entre psicosis, todo pasó en mero susto.

Otra es la H2N2, responsable de la gripe asiática en 1957; la H3N2, que causó la gripe de Hong Kong en 1968; se suma la H5N1, responsable de la amenaza de pandemia en 2007–08; y la H1N2, endémico en humanos y cerdos.

En cuanto al virus tipo B infecta casi en exclusiva a humanos y es menos frecuente y agresivo que el tipo A. Además del hombre, el único animal susceptible de ser infectado por éste es la foca; tiene una tasa de mutación 2 a 3 veces más baja que el tipo A por lo que es genéticamente menos diverso, conociéndose solamente un serotipo del grupo B.

Y el virus C. que infecta a humanos y cerdos, el cual puede causar cuadros graves y epidemias locales en animales. El tipo C es menos frecuente que los otros dos tipos y parece ser responsable, con cierta frecuencia, de cuadros banales en niños.

Una característica de estos virus de la influenza, es que están mutando constantemente, por lo que no es inusual que aparezcan nuevos virus de influenza todos los años; por ello la comunidad científica internacional, agrupada en la Organización Mundial de la Salud (OMS) los tiene bajo permanente vigilancia, para dar aviso de alerta mundial cuando así se requiera, tal y como ocurrió en 2009 cuando apareció en México la cepa A H1 N1.

Y cada año se analiza esta situación, sobre todo para la composición de la vacuna que se aplicará en la siguiente temporada invernal; es decir, la vacuna fabricada para temporadas pasadas son ya obsoletas; esto explica que cada año los gobiernos hacen compras millonarias en la adquisición de biológicos, como una forma de prevención ante la influenza y subtipos.

Pero estos gastos repercute de una manera agresiva en los bolsillos de la familia de un enfermo, que va entre 3 mil pesos de gastos ambulatorios, 100 mil por hospitalización y aproximadamente 400 mil si el paciente ingresa a terapia intensiva, en una institución pública, porque en una privada puede elevarse los gastos en más de un millón de pesos, advirtió en conferencia de prensa José Luis Sandoval, neumólogo intensivista y consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS).