Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: El petróleo y sus derivados

Por Sergio Mejía Cano


Sonríe hombre, ¡Sonríe!

Francisco Javier Nieves Aguilar


CON PRECAUCIÓN: Detener vehículos sin motivo aparente

Por Sergio Mejía Cano


VISOR NAYARITA: Congreso elige nuevo Ombudsman Y Consejeros

Por: Lic. Francisco Pérez Gómez


¡Quinientos pesotes!

Francisco Javier Nieves Aguilar


La jiribilla política

GenteyPoder/Tecuala/Por: Pedro Bernal


Numinor : Pequeña historia de un gran villancico navideño

Ángel Agustín Almanza Aguilar


NAYARIT PLURAL: ¡EL HERMETISMO SOBRE LA DESIGNACIÓN DEL PRESIDENTE DE DERECHOS HUMANOS!

Por Fernando Gutiérrez Meza



Con Visión Ciudadana > ¿Héroe o Villano?

Enrique Vázquez

02 / Marzo / 2018

Una de las películas mejor evaluadas de los últimos tiempos, presentó un personaje muy complejo, que pronunció una frase aún más compleja pero sobre todo potente, el personaje en cuestión, después de ser un estricto defensor de la ley, de lograr resultados en el combate contra el crimen, cae por circunstancias contextuales en la casilla de quienes juró en algún momento combatir, el justiciero al final se convirtió en criminal, la frase en cuestión; o mueres siendo un héroe o vives lo suficiente para verte convertido en un villano, en la película en cuestión, muy recomendable por cierto, este héroe cayó en su dicho y vivió lo suficiente pasando al lado oscuro, pero el punto aquí es que dejando de lado la teatralidad y demás, mucha gente trata de convencer al electorado que quien hasta el momento parece será nuestro próximo Presidente de la República, ha vivido y combatido por demasiado tiempo en el ring político y finalmente ha cruzado la línea.

Desde hace mucho tiempo, Andrés Manuel López Obrador, ha sido la imagen de la oposición, previo a la elección de 2006, todavía como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, un mucho más joven Andrés Manuel, tomaba un gran número de acciones no vistas en un gobernante, desde sus conferencias de prensa al iniciar el día, hasta sus viajes en un vehículo austero, la imagen en aquel entonces era para muchos la de un héroe, luego vino una campaña donde esa imagen se difuminó bastante, hasta el punto en que la duda razonable aún no sale del corazón y mente de muchos mexicanos, con los meses, años y después su segundo intento, aunque no tan fuerte como la primera vez, Andrés Manuel retomó la imagen de héroe opositor, pero al igual que en el primer intento no logró su cometido, aun conociendo lo anterior, para esta tercer postulación, mucho ha cambiado del Segundo Andrés Manuel de 2011-2012 y mucho más del AMLO de 2005-2006.

Muchas cosas para bien cabe reconocer, pero existen otras tantas, que hacen pensar que el héroe ha estado demasiado tiempo en el ring, por momentos pareciera que el deseo de ganar y de hacer lo correcto, con la consecuente frustración de no alcanzar la meta, han llevado a AMLO a adoptar acciones y medidas que no lo caracterizaban y que difícilmente empatan con el héroe anticorrupción y anti sistema que sus más fervientes seguidores insisten en defender, entre otras, cabe resaltar que continua aceptando a cuanto personaje de cualquier partido decida unírsele, sin importar, historial, cargo o acusaciones previas, la aparente suma de Elba Esther Gordillo a través de familiares muy cercanos y de Napoleón Gómez Urrutia, ambos personajes con un extremadamente cuestionable historial o su pacto total con el Partido Encuentro Social, agrupación política cuya plataforma choca de manera muy frontal con la mayoría de propuestas e ideas liberales que ha venido impulsando desde hace mucho, en fin, hay personas que piensan que el héroe que vendría a cambiar el sistema, ha competido lo suficiente para convertirse en villano.

A pesar de lo anterior, AMLO aún es el claro favorito para que la tercera sea la vencida, habrá que ver en caso de que gane, como se desempeña, pero por parte de quien escribe estas letras y de muchos millones de mexicanos, tiene por lo menos el beneficio de la duda y es que después de la montaña rusa que hemos vivido en últimos años, pareciera que nada podría ser peor, pero una cosa si es segura, AMLO sigue siendo un tema profundamente polarizador, un candidato y si todo sigue igual un Presidente que deberá probar que sigue siendo el héroe anti sistema y anti corrupción que una gran parte de personas en el país aún creen que es, la moneda está en su cancha.