Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



¡ESTO ES POR MI CUENTA!> ¡Como dicen aquí en Tecuala, estamos jodidos primo!

Por: Pedro Bernal

06 / Marzo / 2018

Se quejan ante este medio informativo ciudadanos tecualenses que cuando tienen algún enfermo y no tienen dinero por falta de algún vehículo para trasladarlo, y lo peor cuando está muy grave bien se pueden morir, y todo por falta de recursos económicos. Por una parte es la nueva disposición de la actual directora del hospital comunitario Eleuteria Almeida, que las ambulancias del hospital de Tecuala no se mueven a recoger un enfermo porque los vehículos corren el riesgo de descomponerse en el camino, aun así se esté muriendo en alguna comunidad o ejido, que porque las reglas, las leyes, los acuerdos, quien sabe que tantas fregaderas y requisitos obstaculizan un servicio social humanitario. Por otro lado la Benemérita Cruz Roja Mexicana, si no tienes dinero tampoco te levanta, ni te traslada enfermos ni nada, porque no tienen para el combustible o para pagar el chofer entonces, para que jijos están en el municipio, ¡o en que manos de gobiernos estamos!

El pueblo paga todos los salarios y gastos de los hospitales, ¿o no?, y si no dan esos servicios no sirven para nada, y la verdad bien se muere la gente y esas unidades no se mueven, y luego decían que los trabajadores de la Cruz Roja eran voluntarios ¡y ahora resulta que tienen sueldo! Quién sabe si también se pensionarán o jubilaran, que la verdad tienen derecho. Pero dicen los que menos tienen y ocupan de emergencia ese indispensable servicio desesperados ya, reclaman a los encargados de todo esto, ¡eso es puro negocio para el gobierno!, y esos disqué patronatos privados, ¡ya a estas alturas no sirven para nada! Que más se pude decir ¡Estamos jodidos primo!