Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Cumplir y hacer cumplir la ley, una falacia

Por Sergio Mejía Cano


Visión Política: A un año de gestión reprobados la mayoría de los presidentes municipales.

Por Edmundo Virgen


¡Falta de confianza!

Francisco Javier Nieves Aguilar


VISORÍAS

Por Jorge S. Casillas Barajas


CON PRECAUCIÓN: Un servicio social sin fines de lucro

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: LA POLÉMICA DEL PRÉSTAMO ENTRE ECHEVARRIA Y CORA

Por Fernando Gutiérrez Meza


La humildad del buen Rafa

Francisco Javier Nieves Aguilar


Espadazo Municipal

Por: Mario Luna



CON PRECAUCIÓN: Hasta sus últimas consecuencias

Por Sergio Mejía Cano

09 / Marzo / 2018

Recientemente el Fiscal General de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce, dio a conocer en conferencia de prensa que había nombres de personajes de la política y del medio artístico involucrados en las investigaciones que se llevan a cabo por enriquecimiento ilícito en contra del exgobernador Roberto Sandoval Castañeda; sin embargo, debido al nuevo sistema de justicia penal oral no se pueden decir nombres.

Obviamente que desde luego existe la presunción de inocencia, no nada más de acuerdo al nuevo sistema, sino que desde siempre ha estado contemplado el hecho de que todo mundo es inocente hasta que no se le demuestre lo contrario; aunque eso sí, últimamente hasta antes de entrar este nuevo sistema de justicia penal, hubo ocasiones que se documentó que a muchos imputados se les exigía demostrar su inocencia en vez de que la autoridad les demostrara su culpabilidad. Pero esto es otra historia.

Pero por el hecho de haber dicho el fiscal de Nayarit que había varios personajes muy conocidos involucrados en el argüende que cada vez se torna más mediático que de resultados, las especulaciones no se hicieron esperar entre la opinión pública tratando de adivinar quiénes serán estos personajes, incluso se dice, que hay quien ha hecho hasta apuestas entre sus amigos para ver si le atinan; sin embargo, existe la posibilidad de que todo quede ahí, en puros dichos porque aunque se dieran a conocer estos nombres, no por parte de alguna autoridad ni de la misma gente involucrada, sino en las dichosas redes sociales, posiblemente del puro ruido mediático no pase al menos hasta que no se sepa quién queda como triunfador en la Presidencia de la República.

Y esto es lo más probable que suceda: que a todo este mitote se le siga dando largas hasta pasadas las próximas elecciones, sin tener en cuenta eso de que la justicia en nuestro país debe de ser pronta y expedita; algo que desde hace mucho nada más figura en papel.

Y precisamente debido a este próximo proceso electoral, hay quienes aducen que se ha aprovechado el momento para tornarlo como movimiento político más que de justicia este proceso que ha despertado tanto esperanza de justicia así como de escepticismo y desde luego, especulación. Cuyo resultado final cause llanto, enojo, indiferencia y risas entre un buen sector de la población.

Si bien desde mucho antes entre el populacho se barajaban algunos nombres de personas involucradas con posibles desfalcos, desvíos de recursos del erario y enriquecimientos ilícitos, al momento en que el señor fiscal Díaz Ponce afirmó que sí es posible que haya gente de la política y del mundo artístico en el ajo, la lista de los posibles creció entre la gente que su alimento cotidiano es el mitote al por mayor, así que si después se da a conocer que no, que no hay nadie más involucrado más que el propio exgobernante y ningún pez gordo o tal vez para calmar dolores se nombre a alguno que otro charalillo, pero hasta ahí, pues tal vez la opinión pública se sentirá una vez más decepcionada o en el mejor de los casos se dirá a sí misma como la canción El Telegrama que cantaba Mona Bell: ya lo sabía, ya lo sabía.

Cuando asesinaron en el entonces Distrito Federal al periodista michoacano Manuel Buendía en 1984, el entonces presidente Miguel de la Madrid, dijo firmemente en entrevista banquetera inmediatamente después del hecho que: esto llegará hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga, refiriéndose desde luego a la investigación del asesinato del periodista; sin embargo, dicha investigación quedó en duda entre la mayor parte de la opinión pública porque precisamente debido a la especulación, la gente espera otros resultados mucho muy diferentes a los oficiales; porque desde un principio se mencionaban nombres de encumbrados políticos, pero nanay, nada de nada, si acaso el más mencionado de los involucrados y que fue el que pagó el pato, fue el señor José Antonio Zorrilla Pérez, en ese entonces Director de la Federal de Seguridad, un cuerpo policíaco muy oscuro al que se le mencionaba como policía política; éste señor Zorrilla Pérez fue el personaje de más rango y de ahí para abajo pura carne de cañón, pero jamás se detuvo a ningún personaje de los que se rumoraba estaban en la polla. Por lo que mucha gente decía que ni modo que Zorrilla Pérez se mandara solo; y ahí quedó la cosa.

Así que qué bueno que no haya nombres de por medio en lo que señaló el fiscal nayarita, para así no decepcionar a nadie. Habrá qué esperar los resultados. Sea pues. Vale.