Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



NAYARIT PLURAL: Desinterés ciudadano de campañas políticas, ningún candidato nuevo en actual proceso

Por Fernando Gutiérrez Meza

24 / Abril / 2018

Una foto dice más que mil palabras, y los medios de comunicación electrónicos e impresos desde que arrancaron las campañas han dejado testimonio de ello, mientras la ciudadanía es testigo de cómo de un partido brincan a otro, luego de no ser favorecidos en los acuerdos y arreglos, factor que se presenta en varias entidades del país, en donde los amarillos de suman con los tricolores o viceversa, cuestiones que en todos los tiempos se presentan en fechas de elecciones.

Lo que no es duda es que todos llevan un priísta dentro, pues en su mayoría se formaron en el Partido Revolucionario Institucional PRI, instituto que al igual que otras siglas de expresiones no son malos, el punto es que las personas han dado al traste a la política, producto a las ambiciones individuales, de grupo y familias que se creen dueños de éstos, y lo vemos en todos los institutos.

El electorado ya no cree ni el bendito en los políticos, todos han fallado y muestran una vez en los cargos estar cortados con la misma tijera, cuando andan en campaña mendigando el voto son una persona, pero una vez logrado su objetivo en los cargos de senadores, diputados federales o locales se olvidan de la gente del pueblo, los fraccionamientos el barrio o la colonia popular.

En términos generales de candidatos desde la Presidencia de la República, al Senado o representantes federales, no existe cuadros nuevos, todos ya ocuparon determinado cargo de elección en donde la calificación en sus desempeños no hablan bien, su paso por los cargos dejó mucho que hablar y se vio en el reciente debate en que se echaron lodo de un lado y otro, lo que significa que ni los chavos, chavorrucos o rucos se salvan, pero esa cuestión la manejan los medios nacionales dependiendo el interés que impera.

En Nayarit, que es donde interesa a quienes vivimos acá, desde antes que fueran electos los candidatos ya sabíamos de los nombres de un color u otro, con excepción de quienes no fueron contemplados en sus partidos y buscaron otros brazos, aunque en su mayoría pasaron ya por un cargo de regidor, desde donde les nació el amor por servir, o mejor dicho, servirse, pues los sueldos que tienen son excelentes y que ni en media vida con un salario normal logran juntarlo.

Por eso en cada proceso electoral vemos las mismas caretas femeninas o masculinas o del otro lado, y buscan obtener esas posiciones bajo cualquier costo, bajo el objetivo de mantenerse en la palestra o la mafia del poder, como se dice comúnmente, y lo percibimos en Nayarit con los mismos nombres y apellidos, que de manera cínica se presentan ante la sociedad de menor preparación, sabedores los políticos que son los mejores clientes que creen en sus engaños, no obstante, hasta estos ya les juegan el dedo en la boca a los abanderados a los diferentes cargos de elección, les toman la despensa, la tarjeta de apoyo el efectivo, sabedores que solamente acuden una vez y no regresan.

El toma todo está presente en cada elección local o federal, al fin de cuentas éstos sólo acuden cada tres y seis años, lo que significa que ahora ni esas familias de bajo nivel de estudios y pobreza extrema son convencidos muy fácilmente, el hecho que tienda a la o el candidato no asegura el voto el día de la elección.

Sin embargo, se debe hacer campaña y recibir los reclamos y recordatorios del diez de mayo, o en ocasiones no abren la puerta al saber que en sus colonias o asentamientos acudirá Juanita o Panchito del Morado o Verde partido político, pues es la misma gata nomás revolcada, dice la vox populi.

Es notorio el desinterés ciudadano en el actual proceso electoral a celebrarse en Julio, por lo que ahora los candidatos tienen que hacer un doble esfuerzo, aunado que a su paso por anteriores cargos se burlaron del pueblo, y estos lo saben a ciencia cierta, aunado a que quienes actualmente los representan fueron más pan con lo mismo, no han cumplido con lo mínimo de las promesas de la otra campaña, en que el tema primordial fue la inseguridad, corrupción y sangre, puntos que actualmente se abordan por encimita, debido que si le mueven a uno, el otro le responde y salen las verdades, ninguno puede tirar la primera piedra o escupir para arriba, incluso, más de alguna damita de esas que andan en campañas se salvan, pese sus caritas de santas que presentan al tomarse las fotos o selfies con la gente pobre, el viejito o el indígena.

No obstante, como mexicanos debemos cumplir con nuestro valor cívico y salir a votar el mes de junio, y aunque todavía falta casi dos meses hay que ver la mejor opción, pero la verdad no existe mucho de donde escoger es tan malo el pinto como el colorado, el moreno, azul o amarillo o los broncos que traen la hasta honda de cortarle la mano a todos los políticos rateros de nuestro México lindo y querido, que en cada término de gobierno produce nuevos ricos y los que faltan.