Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



CON PRECAUCIÓN: El casco protector es muy necesario

Por Sergio Mejía Cano

19 / Junio / 2018


Es triste ver y saber sobre cómo se han ido incrementando los accidentes a personas que tripulan motocicleta; pero más drástico aún, es comprobar que la mayoría de los accidentados no portaban su casco protector a la hora del accidente, ya no se diga de que hayan traído coderas y rodilleras, pues estos tipos de protectores no son muy comunes en los motociclistas que transitas en zonas urbanas, sino únicamente en competiciones y nada más; en las calles de la ciudad, para nada que se usan.

Recuerdo una anécdota comentada por un compañero ferroviario originario de Ahuacatlán, Nayarit, en que uno de sus hermanos después de haber ahorrado cierta cantidad de dinero, le comunicó a su mamá que iba a comprar una motocicleta, y cuando llegó el día de ir a comprarla, la mamá le dijo que la esperara, pues ella lo acompañaría a la tienda en donde vendían estos vehículos.

Y ahí van madre e hijo al centro de la población sureña de Nayarit. Poco antes de llegar a su destino y al ir pasando por una funeraria, la mamá le dijo a su muchacho que primero entrarían ahí para comprar de una vez su cajón, porque al comprar una moto, estaba dando a entender que se quería suicidad. El hijo pataleó y protestó y más por la vergüenza que sintió frente a los empleados de la funeraria, pero la mamá logró su propósito: disuadir a su hijo de que comprara una motocicleta. Obviamente algo similar se ha oído en muchas ocasiones; sin embargo, mi compañero ferroviario, que por cierto era maquinista de camino y ya está pensionado, así lo comentó en su momento y ni modo de no creerle, pues es una persona muy seria, y además esta historia siempre fue ratificada por sus hermanos también ferrocarrileros. A la mejor la mamá ya había oído esta historia con anterioridad y se la aplicó a su retoño.

Hace tiempo que se dijo por parte de las autoridades de vialidad que se pondría más énfasis en que se respetara el reglamento de tránsito por parte de todos los conductores de toda clase de vehículos que circulan a diario por las calles tepiqueñas, sobre todo en los motociclistas porque cotidianamente se veían montados en sus motos más de dos personas e incluso se habían detectado que prácticamente toda una familia viajaba en moto y desde luego sin su casco protector respectivo en cada uno de los tripulantes que venían siendo aparte del varón conduciendo la moto, la posible esposa y dos o tres niños. Así que por esto y más, serían infraccionados los motociclistas que llevaran más de dos personas en el vehículo, sobre todo niños y, si acaso llevaban a un pequeño, éste tendría que portar la protección debida; sin embargo, todo indica que esta disposición se relajó porque se siguen viendo transitar por las calles de Tepic motociclistas con más de dos personas a bordo y el pasajero sin protección o ambos tripulantes sin él; tal y como se informó en los medios recientemente de dos chicos que se dice derraparon y se estrellaron contra un árbol en el Boulevard Colosio, frente a la colonia Ampliación Tierra y Libertad, pues según la nota informativa, ambos muchachos menores de 20 años de edad no portaba ninguno de ellos casco en su cabeza.

Según la nota de este accidente, uno de los tripulantes de la moto quedó muerto al parecer instantáneamente, mientras el otro falleció al estar siendo atendido de sus lesiones en un hospital. Obvio que el hubiera no existe, pero tal vez otro hubiese sido el resultado de este derrape de la moto en caso de haber traído los muchachos al menos su casco, pero no lo traían.

Cotidianamente se ven, se leen o se sabe de accidentes sufridos por motociclistas, claro que en algunos casos sí traían casco protector y en otros no. Accidentes por alcances, por choques, por atropellamientos y hasta por perder el control de la moto quizás debido a alta velocidad, por falta de pericia, resbalones o a consecuencia de caer en un posible bache que son muy comunes en nuestra ciudad capital de Nayarit y que se incrementa su número en esta temporada de lluvias.

Lo curioso es que se ha visto que pasen motociclistas frente a los elementos de vialidad y no se les llame la atención en caso de no portar casco protector ya sea el mismo conductor o el pasajero o pasajera o ambos. Tal vez porque los agentes están entretenidos muchas de las veces quitando placas a otros vehículos automotrices, cosa que en realidad desvía mucho la atención de los agentes de tránsito, porque al estar agachados quitando alguna placa, las anomalías viales están a la orden del día.

Sea pues. Vale.