Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



EL DESARROLLO ECONÓMICO.- CASO NAYARIT

Por Juan Aguirre Chávez

28 / Junio / 2018

Continuación

En 1950 siendo Gobernador de Nayarit Don Gilberto Flores Muñoz, nuestro estado ocupó el 23º lugar en cuanto a la participación en el Producto Interno Bruto (PIB) del país, por encima de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, Morelos, Querétaro, San Luís Potosí, Tabasco y Tlaxcala; en 1971 en el Gobierno del Profesor y Licenciado en Economía Don Roberto Gómez Reyes ocupamos el 24º lugar, desde entonces esa participación se ha venido reduciendo al grado que en los últimos años ocupamos el 30º lugar sólo por arriba de Colima y Tlaxcala, estados que para el año 2014 sólo ocuparon el 0.60 y el 0.55% del PIB nacional a precios corrientes del año 2008.- Información captada de una investigación hecha por el Doctor Vicente Germán Soto que abarcó de 1940 al 2002 y que gentilmente me proporcionó el ameritado Licenciado en Economía Antonio Chumacero Gómez, y datos del INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Y GEOGRAFÍA (INEGI) del 2002 al 2014; a este último año (2014), de acuerdo al INEGI, a precios corrientes del 2008, el PIB nacional ascendió a 13,401,020 millones de pesos, de los cuales Nayarit únicamente aportó 87,777 millones o sea el 0.66%, y, en cuanto a población nuestro estado absorbe, de acuerdo al Censo de Población del 2010, el 0.97% de los habitantes de la República Mexicana, además ocupamos el 1.42% de la superficie nacional; reflejando lo anterior en lo general, que en promedio somos menos productivos por persona que en el resto del país.

De acuerdo al INEGI con datos preliminares del 2016, Nayarit continúa en el antepenúltimo lugar de aportación al PIB nacional. Como decía el prestigiado economista ya fallecido Alfonso Delgado Arcega somos un estado subdesarrollado dentro de un país subdesarrollado, por lo que tenemos que tomar las medidas pertinentes para superar dicha situación en un esfuerzo conjunto del gobierno y del pueblo.

Aquí procede destacar que conforme a la información antes aludida del Doctor Vicente Germán Soto, más la adicional del INEGI hasta el 2014, por periodos de gobierno de Nayarit desde el año 1942, fue durante el gobierno del ameritado Doctor Julián Gascón Mercado en su periodo de 1964-1969, cuando se alcanzó la mayor tasa de crecimiento anual del Producto Interno Bruto de la entidad nayarita con el 9.64%; antes, en el gobierno de cuatro años (1942-1941) de Don Candelario Miramontes Briseño, la tasa anual de crecimiento del PIB estatal fue del 8.81%; estas dos tasas han sido las más altas logradas en Nayarit. A contra partida, entre 1982 y 1987 siendo Gobernador Emilio Manuel González Parra, la tasa anual aludida fue de –0.71%, lo que indica que en ese periodo no sólo hubo estancamiento en el crecimiento económico de la entidad, sino que hubo retroceso; luego con el Licenciado Celso Humberto Delgado Ramírez, la tasa fue de tan solo 0.24%. Como referencia adicional debe anotarse que en el Gobierno de Don Francisco García Montero (1958-1963), la tasa anual de crecimiento del PIB estatal fue del 6.92%; en ese marco, le siguió el periodo del entonces Coronel Rogelio Flores Curiel ((1976-1981) con el 6.83%; en el caso del gobierno de Don Gilberto Flores Muñoz (1946-1951) el crecimiento anual del PIB fue del 6.64%; y, en del Licenciado Roberto Gómez Reyes (1970-1975) fue del 5.37%; en los periodos faltantes hasta el de Roberto Sandoval Castañeda, las tasas de crecimiento del PIB fueron inferiores.

Con la misma información del Dr. Germán Soto se deriva que en cuanto a aportación al PIB nacional por parte de la entidad nayarita, fue en el periodo del Lic. Gómez reyes en el que los porcentajes anuales fueron más altos siendo ellos del 0.86%, 0.84, 0.84, 0.83, 0.82 y 0.81% respectivamente para los años de 1970 a 1975; el segundo lugar le corresponde al periodo de Don Gilberto Flores Muñoz y el tercero al del Dr. Julián Gascón Mercado.

En un documento elaborado recientemente por los distinguidos economistas Julio Plascencia y Pedro Luna, denominado Seminario Nayarit, Reflexiones de un Siglo, en cuanto a la participación por sectores de la economía al PIB de Nayarit al 2015, con información del INEGI y de la Secretaría del Trabajo, se indica que el sector agropecuario, forestal y pesquero aportó el 7.18%, el industrial el 20.95% y el de servicios el 71.86%, y de acuerdo a la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI ese año en el mismo orden los sectores abarcaron el 17.8%, 16.3% y 64.9% respectivamente de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada, esos porcentajes denotan el atraso del sector primario, por lo que es el que más apoyo requiere; a ese año la PEA fue de 583,193 personas de las que el 95.9% estaba ocupada, y, 4.1% desocupada y por tanto sin ingreso.

Para el año 2016 conforme a cifras preliminares del INEGI, de acuerdo a información captada del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, comparando las cifras del cuarto trimestre del 2016 con las del primer trimestre del 2017, dentro de la lista de los estados con resultados negativos en el comportamiento del Producto Interno Bruto, la entidad federativa con mayor retroceso fue Campeche con una tasa de -2,6% (por debajo del cero), luego le siguió Nayarit con una tasa de -2.2%, con tasas negativas también están Zacatecas con -1.8, Colima con -1.6%, etcétera. El mismo INEGI en una publicación sobre el PIB y las CUENTAS NACIONALES, nos indica que para el año 2016 con datos preliminares y a precios constantes del año 2013, el PIB nacional fue de 17,028,177 millones de pesos, de los cuales Nayarit aportó 119,106 millones de pesos que significan el 0.69 %.

Continuación

Puede afirmarse que el principal problema de Nayarit es económico y lo más grave es la desocupación, aunado a que la mayor parte de la población que trabaja percibe ingresos sumamente bajos insuficientes para atender satisfactoriamente las necesidades básicas de sus familias; estas circunstancias son causas que llevan a la emigración, pero también a que algunas o muchas de las personas que se encuentran en esas situaciones caigan en la delincuencia organizada o no, lo cual lleva a la inseguridad y a la violencia afectándose a la población en general.

Por su importancia en un análisis posterior habremos de abordar el tema de la pobreza y marginación que prevalece en Nayarit, lo cual en general también refleja la lamentable situación económica en que se encuentra nuestra entidad.

Por lo anterior, es fundamental para el desarrollo de Nayarit realizar una intensa promoción para la creación de fuentes de trabajo con salarios dignos para los trabajadores, brindando por parte del gobierno los apoyos y estímulos necesarios, haciéndolos extensivos a las empresas y negocios ya establecidos, así como a las personas físicas que son productoras de bienes o prestadoras de servicios. En ese contexto resulta imperativo, entre otras acciones, que por lo menos en un área estratégica del Valle de Matatipac se establezca una CIUDAD INDUSTRIAL, sin descartar que se haga lo mismo en el Valle de Borbollón del Municipio de Compostela que tiene condiciones ventajosas, como otras zonas del norte y el sur del estado. Es fundamental el desarrollo industrial mediante grandes industrias (industrias ancla) y de otras que transformen nuestros productos primarios, es necesario atraer a los grandes empresarios de México y de otras naciones para que inviertan en Nayarit, brindándoles el respaldo que permite el marco normativo.

Adicionalmente, se precisa poner en marcha un PROGRAMA INTEGRAL DE APOYO AL CAMPO Y A LA PESCA que contemple el otorgamiento de créditos oportunos, seguro agropecuario, asistencia técnica, construcción y rehabilitación de obras productivas, industria agropecuaria, etcétera; igualmente se debe seguir impulsando y apoyando al TURISMO, hoy por hoy principal fuente de trabajo y de ingreso en el estado, que debe servir como palanca de desarrollo y que tiene un gran futuro tanto por nuestro potencial en materia de playas, como en el caso del turismo alternativo, el religioso y de otros tipos.

Por otra parte, en relación a los presupuestos que ejercen tanto el Gobierno de Nayarit como los ayuntamientos, aproximadamente el 95% de los recursos que se ejercen provienen de la federación, el resto se capta de manera directa por los dos niveles de gobierno aludidos. Seguimos siendo un estado subsidiado, además de endeudado.

En el marco descrito, entre otras cosas es de suma importancia el análisis sobre la aplicación de los recursos presupuestales del gobierno en sus tres niveles incluyendo a los poderes legislativo y judicial, ya que el gasto corriente, o sea el que se destina en mayor medida a pago de salarios y prestaciones de la abundante burocracia, tanto del personal sindicalizado como de confianza, es excesivo, especialmente el que se refiere a las remuneraciones de magistrados, diputados, presidentes municipales, síndicos y regidores, así como el de los altos directivos de los tres poderes; a lo anterior deben agregarse otros gastos de dudosa justificación como aquellos destinados al culto a la personalidad de los gobernantes; en cambio, el porcentaje para gastos de inversión, que es el que se aplica sobre todo a obras, servicios y proyectos productivos, es mínimo siendo que es el que impulsa el desarrollo económico. Al respecto, los gobiernos deben tomar las medidas pertinentes para que esa situación sea corregida. A lo expuesto se suma la corrupción y la agobiante deuda pública tanto del Gobierno del Estado como de los ayuntamientos, esperemos que se actúe con cordura y no continúen por el camino del endeudamiento que tanto ha venido afectando el desarrollo de Nayarit. Posteriormente abordaremos el caso de la deuda pública del Gobierno del Estado y de los municipios.

No se pierda de vista que de acuerdo al Articulo 134 de la Constitución Política del Estado de Nayarit (en concordancia con el Articulo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos), Corresponde al Gobierno del Estado la rectoría del desarrollo para garantizar que sea integral, fortalezca su economía, su régimen democrático, el empleo y una más justa distribución del ingreso.El Estado velará por la estabilidad de las finanzas públicas y del sistema financiero para coadyuvar a generar condiciones favorables para el crecimiento económico y el empleo. El Plan Estatal de Desarrollo, así como los planes municipales deberán observar dicho principio.

Por ello es que el gobierno debe planear, conducir, coordinar y orientar la actividad económica, llevando a cabo, además, la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general; esas tareas deben ser encabezadas por el Gobierno del Estado que en este caso actualmente encabeza Antonio Echevarría García, en coordinación con los gobiernos tanto federal como de los municipios; no cabe duda que dada la situación actual de Nayarit, tienen una ardua tarea, por lo que sumando esfuerzos con el pueblo, habrá de servir para superar nuestros problemas y encauzar a Nayarit por la senda del progreso. Hagamos cada quien lo que nos corresponda.