Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



CON PRECAUCIÓN: Por algo se empieza

Por Sergio Mejía Cano

01 / Agosto / 2018

Por algo se empieza, se dice comúnmente, y ahora se ha implementado un curso de capacitación para los conductores del servicio de transporte urbano (STU), en donde al parecer lo primordial será el tema de Derechos Humanos y reglas de tránsito.

Sin embargo, algo que también sería de primordial importancia para el buen desempeño de las labores que desempeñan los choferes del STU, sería desde luego un buen ambiente laboral, buenos salarios y obviamente las prestaciones de ley como seguridad social, fondo de ahorro, Infonavit y seguro de vida; porque por más capacitación que reciban, si no hay estímulos para alentarlos a dar un buen servicio, será el cuento de nunca acabar.

Ojalá y de entrada se les diga que sin excusa ni pretexto no traer ni utilizar su teléfono móvil ni con el sistema de manos libres, debido a que es una de las peores distracciones para una persona que va conduciendo un vehículo. Y esto porque la mayoría de los choferes van mirando su teléfono celular mientras la unidad a su cargo se encuentra en movimiento; algunos lo hacen mientras van conduciendo fijando la vista en la pantalla de su móvil y otros aprovechan algún semáforo en alto para hacer uso de su móvil. Así que sería determinante que será causa de amonestación severa a quien se descubra que utiliza su teléfono celular mientras está en servicio.

Y hacerles ver que por fuerza tienen que respetar el reglamento de tránsito, también conminarlos a que no rebasen, ya que su cometido es dar servicio al público usuario y no dejarlo con el brazo extendido pidiéndoles la parada. Y esto porque por lo regular, cuando hay camiones o combis subiendo y bajando pasaje en alguna esquina, algunos conductores del STU al ver que ningún pasajero tiene la intención de bajar en esa esquina, rebasan a los que están dando servicio en esa parada dejando gente que estaba esperando esa ruta del camión que rebasó a los demás. Igualmente, hacerles ver que está primero el usuario que los semáforos, porque es muy notorio que muchos choferes hacen más caso a los semáforos que al público usuario que les piden la parada, pero como ya el semáforo está próximo a ponerse en alto, aceleran para alcanzar a cruzar y pasar antes de que ponga la luz roja.

Demostrarles también a los choferes del STU, que no hagan caso de los malos elementos que les dan insanos consejos con el fin de sacar algún provecho económico, y que no se hagan malasangres adelantándose o atrasándose de acuerdo a su itinerario. Que lo mejor para no tener problemas de ninguna especie de que se moleste tanto el que va detrás de ellos como el que va delante. Con solo respetar su itinerario se acabarían muchos de los problemas que se suscitan dizque porque el de adelante se va demorando a propósito para ganarle pasaje, y que el de atrás se va retrasando a propósito, que lo va empujando, presionándolo queriéndole también ganar el pasaje, etcétera.

Qué curioso. A mediados de los años 60 del siglo pasado me involucré en cierta forma con miembros del Sindicato Único de Trabajadores Automovilistas de Jalisco (SUTAJ), por estar estudiando música en la Banda musical de este sindicato que conformaban puros trabajadores del volante, así que en varias ocasiones me subía a los camiones que iban manejando los músicos de la banda de música del SUTAJ, y las quejas de los conductores que oía en aquel entonces, son las mismas que oigo hoy en día: que el que va adelante es un puerco, que el de atrás también, que le quieren tumbar el pasaje, etcétera.

Alguna vez le pregunté a uno de los choferes que conocía, el porqué se quejaban, y recibí una buena respuesta, ya que uno de los conductores con los que iba viajando me dijo que solo los que les gustaba meterse en broncas, porque no respetan el itinerario, así que para no sufrir es lo único que se tiene que hacer: respetar el itinerario y no cortar ruta, y así vives feliz siempre, me dijo este chofer a la vez que me mostraba su itinerario que llevaba a un lado del parabrisas.Pero allá en Guadalajara sí había mucha inspección en cuanto a que los conductores dieran boleto a los pasajeros y desde luego que no se atrasaran o adelantaran de acuerdo a su itinerario, ya que por dos minutos de adelanto los castigaban con media vuelta, y por más de dos minutos una vuelta entera; sin embargo, a muchos esto les tenía sin cuidado, de ahí que algunos renegaran porque el de adelante se atrasaba y el de atrás se adelantaba. Los adelantos no tienen justificación, los retrasos sí. Sea pues. Vale.