Edición del Día

Relacionadas

Lágrimas

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Dicen que con dinero todo se puede

Por Sergio Mejía Cano


LA CREME: ¿HERMETISMO SOBRE MIGRANTES DESAPARECIDOS?

Por Norma Cardoso


NUMINOR: El agua de Tlacote

Por Agustín Almanza Aguilar


CON PRECAUCIÓN: Aguas, que viene el coco Nicolás Maduro

Por Sergio Mejía Cano


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


A VER, RESUELVA ESTO ¡Muy muy!, ¿No?

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


POR MI CUENTA: Se desfalcó el gobernador de Nayarit Antonio Echevarría García

Pedro Bernal.



Estado de los estados: Sin control el gasto de endeudamiento y el año de Hidalgo

Por: Lilia Arellano

02 / Agosto / 2018

Ciudad de México.- Conforme van pasando los días se convierte en una obligación pasar del análisis o de la aplicación de criterios a la visualización del estado de las cosas. Con una inversión de 10 mil millones de pesos, Andrés Manuel López Obrador pretende poner en operación 57 hospitales, entre los que se encuentran algunos a medio construir y otros totalmente abandonados. Este anuncio nos llevo a recorrer el Centro Médico Siglo XXI, considerado junto con el Hospital La Raza como el más equipado, el de mejor funcionamiento y en cuyo interior se tratan enfermedades de todas las especialidades. Particularmente en el caso del Siglo XXI puede uno percatarse del total abandono de tres edificios que se encuentran cerrados pese a la demanda excesiva de hospitalización y de tratamientos especializados. Las áreas de entrada a urgencias y a inmuebles dedicados a enfermedades infecciosas están derruidas, sin ocupación, grafiteadas. Las áreas de hospitalización de cirugías gastrointestinales y de urología lucen con un pésimo mantenimiento, cortinas semi destruidas, y zonas centrales de enfermería carentes de materiales y medicamentos.

Si eso sucede en los grandes hospitales ¿a qué se enfrentan familiares y pacientes en los centros de salud en el interior del país? En el caso del Hospital La Raza, hasta los olores en el interior del nosocomio son nauseabundos. Existe una total falta de limpieza, y de ahí que a decir de los galenos es altamente peligroso permanecer más de tres días hospitalizados porque, quienes están en estas condiciones, son propensos a todo tipo de infecciones a las cuales puede acusarse de su fallecimiento. Ambos centros pertenecen al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en donde, como desde siempre se ha sabido, se practicaron las mayores corruptelas en la compra de equipos, se adquirieron medicinas hasta el triple de su costo comercial, se desaparecen aparatos de alta tecnología. de adquisiciones recientes, mismos que son documentados a la entrada pero que son retirados por las puertas traseras sin siquiera haberles quitado el empaque, por lo que puede señalarse sin error que el robo o los robos han sido otra generosa fuente de ingresos para altos funcionarios de esa institución.

Por lo tanto, la rehabilitación de unidades médicas territoriales de la Secretaría de Salud será sin duda un apoyo para la fuerte carga resentida por el IMSS, marcándose como objetivo del gobierno por llegar del tabasqueño, garantizar el derecho constitucional a la salud gratuita. Al descubrirse toda la cadena de corruptelas entra en este mismo plan la compra consolidada de los medicamentos, de tal suerte que los fondos hurtados permitan poder entregar de manera gratuita las medicinas a todos los mexicanos que lo requieran sin necesidad de erogaciones adicionales o de enriquecer a vendedores de volumen a través de recetas surtidas en sus farmacias, como sucede en la actualidad con la familia González, poseedores de tres cadenas formales de farmacias más la multimillonaria de genéricos o similares.

El derecho a la salud está establecido en la Constitución pero es letra muerta. Lo que queremos es que se convierta en una realidad; queremos que haya seguridad para el mexicano desde que nace hasta que muere, desde la cuna hasta la tumba, asevera López Obrador.

Han sido excepcionales los casos durante los sexenios de los últimos 87 años en los cuales los mexicanos hemos contado con titulares responsables y honestos en la Secretaría de Salud. Pero, los hay quienes han abusado de su posición y uno de ellos fue el abogado José Antonio González Fernández, cuya amistad con Olegario Vázquez Raña se vio sumamente fortalecida al serle autorizado convertir su empresa en un gran monopolio. El par de nosocomios conocidos como Hospitales Los Ángeles se convirtieron en Hospitales Humana y fueron creciendo hasta adquirir al 90 por ciento de centros de salud privados tanto en la capital de la República como en el interior del país. Hospital Durango, Santa Elena, Metropolitano, etcétera, fueron adquiridos por el socio de doña Marta Sahagún, al grado de incluir entre sus empresas el pequeño hospital espantacigüeñas propiedad del hermano de la esposa del ex presidente, en un gran centro hospitalario, cuyo mayor contrato fue firmado por el sindicato petrolero cuya tesorería paga una prima mensual extraordinaria tengan o no pacientes ingresados o dándoles atención médica.

El sector salud fue la fuente de enriquecimiento de Jaime Camil, padre del actor del mismo nombre y de la novia de Luis Miguel, cuyas propiedades en Acapulco le permitían rentar una sola de sus mansiones cuya extensión es tan grande que lograban grabarse hasta tres telenovelas diferentes en su interior. El sujeto en cuestión vendía prácticamente el 90 por ciento de equipo al Seguro Social, a la Secretaría de Salud y equipaba totalmente los hospitales de Sedena, alterando los precios hasta en un 200 y 300 por ciento. Las utilidades recaudadas conocían del reparto iniciado en la billetera de la jerarquía más alta del país hasta a quienes registraban entradas y salidas de monitores y otros aparatos no vistos ni utilizados en ningún centro hospitalario.

Ha sido el surtido de alimentación otro de los grandes negocios hechos al amparo de los servicios de salud, las compras para el jugo de naranja, los de manzana, las frutas, las verduras, el pan, el agua, el pollo, jamón, gelatinas, carne de res, tortillas, etcétera, han generado miles de millones de pesos en utilidades, mismas que sólo han sido rebasadas por quienes manejan la recolección de basura y cobran a través de contratos cantidades extraordinarias por el manejo de residuos tóxicos.

Solamente con evitar estas cadenas de corrupción se obtendría mucho más de esos 10 mil millones destinados a la rehabilitación de hospitales y clínicas y permitirían modernizar equipos, otorgar becas a investigadores médicos y formar muchos más galenos especialistas en todo tipo de enfermedades. Basta recordar que las listas de precios de los fabricantes de equipos cuentan con un rango especial de costo para los gobiernos al ser considerado el servicio gratuito; es claro que la importación siendo para este fin no paga impuestos y lo costoso de los traslados se evita si se hace un contrato de intercambio con otras cargas o hasta en el envío y recepción de combustibles del extranjero. Todos estos renglones permitieron a Jaime Camil cobrar hasta por un equipo de ultra sonido tres veces más de su valor en el mercado.

De no haberse generado la posibilidad de la transformación pretendida éstos y muchos otros renglones seguirían siendo la causa del hundimiento de nuestro rico y joven país.

LA DEUDA NACIONAL? CRECE Y CRECE

En estas mismas líneas, escritas la semana anterior dimos a conocer a usted que la deuda del país superaba los 9 billones de pesos. Hoy el monto del endeudamiento alcanza ya los 10 billones 427 mil 506.1 millones de pesos, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo cual exhibe claramente la fallida administración del mexiquense, los errores en el manejo de las arcas nacionales, se ha privilegiado el endeudamiento, el alza de impuestos, los gasolinazos, y se centraron en el enriquecimiento de los integrantes del gabinete y el traslado de las riquezas de la nación a manos privadas, nacionales y extranjeras.

El Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública correspondiente al segundo trimestre de 2018 indica que el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público, el cual incluye las obligaciones financieras en su versión más amplia incluidas las empresas productivas del Estado, de la banca de desarrollo y del gobierno federal, entre otras, registró un crecimiento de 12 por ciento desde hace un año. Así, el endeudamiento creció el equivalente a 1 billón 123 mil 394.3 millones de pesos entre el segundo trimestre de 2017 y el mismo periodo de 2018. El impresionante ritmo de endeudamiento del sector público fue de unos 3 mil 77.7 millones de pesos al día para completar sus gastos y requerimientos financieros y de inversión productiva.

Mientras el débito total fue de 6 billones 541 mil 968.1 millones de pesos de deuda interna, contratada a través de instrumentos como Cetes, Bondes y bonos IPAB, entre otros, el endeudamiento externo alcanzó 3 billones 885 mil 538 millones de pesos. El costo financiero de la deuda aumentó 13.1 por ciento real debido al mayor pago de intereses y más recursos para programas de apoyo ahorradores y deudores de la banca. Así, pasó de 279 mil 617.2 millones de pesos en el segundo trimestre de 2017 a 331 mil 735.8 millones de pesos en el segundo trimestre de 2018, es decir, 51 mil 118.6 millones de pesos adicionales.

SEGURIDAD EN LA FRONTERA, DEMANDA TRUMP

Por si fuera poco, el país atraviesa la época más sangrienta de su historia y alcanzó el año pasado, por primera vez, los 25 muertos por cada 100 mil habitantes. El Inegi reportó 31,174 homicidios dolosos en 2017, 6,615 más que en 2016. La causa de esto es la fallida estrategia contra las organizaciones criminales seguida por la actual administración federal. Así, tras conocerse este registro de asesinatos en México en 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, demandó nuevamente máxima seguridad en la frontera sur. Una de las razones por las que necesitamos Gran Seguridad Fronteriza es que la tasa de homicidios en México en 2017 aumentó en un 27% a 31,174 personas asesinadas, ¡un récord!, escribió el mandatario en Twitter. El magnate urgió a respetar al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y a los excelentes profesionales encargados de hacer cumplir la ley en referencia a abogados y jueces, entre otros.

La realidad en México le da la razón a Trump. Nuestro país se ha situado por primera vez en la tasa de 25 muertes por cada 100 mil habitantes, por delante del índice de Colombia (24) y acercándose a la tasa brasileña (29). La responsabilidad de este repunte recae en la fallida estrategia seguida por la gestión de Enrique Peña Nieto en contra de las organizaciones criminales, centrada en la decapitación de los cárteles históricos y poderosos, como el de Joaquín El Chapo Guzmán, lo cual provocó una pelea por las plazas que quedaron libres, la fragmentación de las bandas en grupos más pequeños, descentralizados y no sólo interesados en el tráfico de drogas, lo cual explica el aumento de la criminalidad en zonas tradicionalmente seguras y al margen de la ultraviolencia del narco, como son Baja California y Quintana Roo.

El año pasado, Quintana Roo, entidad que agrupa las joyas turísticas de México, como Cancún y la Riviera Maya, ha cerrado con 450 víctimas, más del doble que el año anterior. Esto representa un gran riesgo para el país, cuya economía depende en gran medida del turismo, pues supone una partida de 8.7% del PIB nacional, y esa entidad concentra el 40 por ciento de los ingresos de este tipo que recibe el país. A su vez, Baja California, otro destino turístico, ha sufrido un aumento del triple de homicidios en solo un año pasando de 238 asesinatos en 2016 a 740.

La tendencia de homicidios no ha dejado de crecer desde 2015 y todo indica que las cifras de 2018 van a superar las de este último año. De ahí la importancia de la propuesta de pacificación del país anunciada por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la cual incluye una propuesta de ley de amnistía, con la cual se espera la reducción de estos índices de homicidios dolosos.