Edición del Día

Relacionadas

¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano


MONITOR POLÍTICO: NOTABLE TRABAJO EN EL PODER JUDICIAL

JULIO CASILLAS BARAJAS


NAYARIT PLURAL: PARTICIPA NAYARIT EN CONSULTA INFANTIL Y JUVENIL: VALDERRAMA DELGADO

Por Fernando Gutiérrez Meza


LAS PATADAS DE DONKEY

Antonio Siordia Carrazco


Lágrimas

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Dicen que con dinero todo se puede

Por Sergio Mejía Cano


LA CREME: ¿HERMETISMO SOBRE MIGRANTES DESAPARECIDOS?

Por Norma Cardoso



Y a los 3 minutos falleció

Francisco Javier Nieves Aguilar

16 / Agosto / 2018

Una madre le preguntó a su hijo: ¿Dónde está tu hermano? Y su hijo le respondió: Todavía duerme mamá. La madre se arregló y se dirigió hacia el trabajo diciendo:

- Hijo cuida bien de tu hermano -. Y el niño respondió:

- Está bien mamá.

La madre dijo entonces:

- Hijo, mira lo que hay para comer y almuerzan junto con tu hermano -. Y el hijo contestó:

- Bien, mamá te amo -; y su madre se fue a trabajar. Cuando la madre volvió en la tarde, le preguntó:

- Dónde está tu hermano? -. El niño respondió:

- Está durmiendo mamá.

Entonces ella se dirigió hasta el cuarto y se dio cuenta que le faltaban 50 pesos, notando que su hijo estaba muy callado.

Sin preguntar nada al hijo, ella tomó el cinturón y empezó a golpearlo, sin lástima alguna, sin piedad. Fue tanta la golpiza que hasta incluso le rompió los dientes. El niño tuvo que ser internado con traumatismo cráneo encefálico.

Al llegar en su casa, arrepentida por lo que había hecho con su hijo, fue hasta la cuna, donde dormía el otro hijo, y ve que al lado de la cuna, había una cartita que decía:

- Mamá, tomé los 50 pesos que estaban en tu cuarto y compré leche para mi hermanito porque no había. Te estoy esperando abajo para que comamos juntos. Te amo ama.

Al leer aquella nota, la madre vuelve al hospital, le pide al médico para ver a su hijo, a lo que el médico la autoriza y ella ingresa a la sala donde estaba su hijo, y llorando comienza un breve dialogo:

- Hijo, perdonas a tu madre?

El hijo casi sin fuerzas para hablar le responde:

- Mamá, cuida bien de mi hermanito. Nunca le hagas lo que a mi me hiciste. No te preocupes, yo te amo. Mamá tu perdiste un hijo, pero Dios se gano un angelito. Y luego el niño murió.

A cada 10 horas un niño muere por violencia familiar. Por eso, Si estas en contra del maltrato infantil, difunde esto que terminas de leer. Si te afectó en algún modo haz algo al respecto. Ora porque termine el abuso infantil y por la seguridad de los niños.