Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Detener vehículos sin motivo aparente

Por Sergio Mejía Cano


VISOR NAYARITA: Congreso elige nuevo Ombudsman Y Consejeros

Por: Lic. Francisco Pérez Gómez


¡Quinientos pesotes!

Francisco Javier Nieves Aguilar


La jiribilla política

GenteyPoder/Tecuala/Por: Pedro Bernal


Numinor : Pequeña historia de un gran villancico navideño

Ángel Agustín Almanza Aguilar


NAYARIT PLURAL: ¡EL HERMETISMO SOBRE LA DESIGNACIÓN DEL PRESIDENTE DE DERECHOS HUMANOS!

Por Fernando Gutiérrez Meza


CON PRECAUCIÓN: Un programa de vivienda muy desvirtuado

Por Sergio Mejía Cano


Vienen mejores tiempos

Francisco Javier Nieves Aguilar



CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano

15 / Noviembre / 2018

Ande pues, ahora sí haiga sido como haiga sido, sí que se aventó un buen farol allá en Nueva York, el abogado defensor del supuesto capo de las drogas en México Joaquín (el Chapo) Guzmán Loera. Farol porque desde luego será muy difícil de poder comprobar que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y el presidente actual Enrique Peña Nieto hayan tenido algo que ver con el famoso Chapo.

Farol y difícil de comprobar porque se supone que en caso de que haya habido algún tipo de transacción entre ellos, no son asuntos que se facturen o se den acuses de recibo, de ahí que Calderón Hinojosa haya dicho que no recibió ningún cinco de manos del capo; y también la Presidencia de la República ha negado todo lo dicho por el abogado defensor del Chapo que, al parecer sí pisó algunos callos no nada más en nuestro país, sino en los propios USA. Pues ni modo que los señalados como cómplices dijeran que sí es cierto lo que dijo el abogado gringo. Porque si algo tienen la mayoría de los políticos mexicanos es que lo podrían acusar de todo, menos de tontejos.

Esto de que el supuesto Chapo soltaría la sopa y diría quiénes del gobierno mexicano actual y anteriores estaban involucrados en cuestiones de narcotráfico ya era comidilla entre muchos mexicanos desde que fue re aprendido y tal vez desde mucho antes debido a que como es un negocio de muchos millones de dólares, quien se dedique al negocio de lo estupefacientes no podría actuar libremente a menos de que tenga muy buenos padrinos. Y como la mayoría de los mexicanos estamos hasta el gorro de cuentos chinos, queda claro que se tiene que aplicar el viejo y conocido dicho de piensa mal y acertarás; sin embargo, el problema es el de siempre: son puros rumores o señalamientos que si bien pudieran ser muchos de ellos ciertos, son muy difíciles de comprobar, aunque no imposible. Pero quién del pueblo se atrevería a meterse a las entrañas en donde manos poderosas tienen diferentes batutas.

Y supuesto Chapo, porque en lo personal no se me quita la idea de que este Chapo que muestran hoy en día no es el mismo que aquél al que presentaron ante los medios informativos en el penal de Puente Grande en el año de 1993 y que habló ante cámaras y micrófonos diciendo que era agricultor y nada más. Un Chapo que se mucho muy diferente al actual en todos los aspectos.

Tal vez con este Chapo las autoridades se hicieron como con lo de Mario Aburto, el supuesto asesino solitario de Luis Donaldo Colosio, que por lo menos se vieron a tres Aburto antes que presentaran al oficial que es mucho muy diferente al primero que llevan detenido posterior al asesinato. Pero eso es otra historia.

Tal vez aquél Chapo que habló ante los medios esté durmiendo con los peces desde el año de 2001, fecha en que aparentemente escapó por primera vez del penal de Puente Grande. Y cosa curiosa: por el momento el abogado defensor del Chapo nada más está involucrando a los dos últimos presidentes de nuestro país; sin embargo, no dice nada de Vicente Fox Quesada que fue quien estaba como presidente de México cuando el Chapo desapareció por primera vez. Y lo raro es que se ha documentado que aquél Chapo soltó mucho dinero para que lo dejaran ir, y según los comentarios que tal vez sean leyenda urbana ya, sí lo sacaron de la cárcel pero para ya no volver porque ese Chapo ya no se ha visto jamás.

¿Por qué no se ha oído la voz de este Chapo? Pues porque por medio de la voz se podría confirmar de bien a bien que este Chapo no es el original; y más hoy en día en que prácticamente de todo hay copia, hasta del cantante Luis Miguel.

Y bien podría ser un sustituto y nada más, así que ya de una vez para quitarse el bulto de encima se dirá que fue sentenciado a cadena perpetua y tanto las autoridades gringas como las mexicanas le apostarán al olvido para que poco a poco se vaya diluyendo colectivamente su figura.

Queda claro que una figura pública se puede armar desde un escritorio. Dicha figura podría ser para bien o para mal según se ocupe determinado personaje, pues bien podría crearse una o un cantante y hacerlo muy famoso a través de los medios o bien podrían crear a un malhechor de lo peor aunque no exista en realidad, tal y como se inventó al tristemente célebre chupacabras. ¿Cuántos supuestos líderes de cárteles del narcotráfico han presentado como apresados sin que nadie haya oído hablar de ellos jamás? Pero lo peor, es que se apresan a grandes capos y la situación de inseguridad como de drogadicción siguen igual o peor.

Sea pues. Vale.