Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Todos coludos o todos rabones

Por Sergio Mejía Cano


Padres solteros, retos

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


¿Tienes experiencia?

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Periodistas de Nayarit

Por Sergio Mejía Cano


Un corazón que escuche

Francisco Javier Nieves Aguilar


Relato de un gran partido

Francisco Javier Nieves Aguilar


LA CREME: Ejidatarios de Pantanal, no se rinden, hablan con AMLO

Por Norma Cardoso


CON PRECAUCIÓN: Peligro latente en las calles

Por Sergio Mejía Cano



CON PRECAUCIÓN: El protagonismo de Vicente Fox

Por Sergio Mejía Cano

10 / Abril / 2019


El expresidente Vicente Fox Quesada vuelve a dar de qué hablar nuevamente al anunciar mediante las redes sociales que un comando armado intentó penetrar a su residencia en el rancho San Cristóbal, en Guanajuato. Denuncia a todas luces por el lado que se le vea es que todo fue un vil cuento; así, sin ver.

Por principio de cuentas ¿de cuándo acá una denuncia de este tipo se hacen vía twitter y no en las instancias correspondientes? Está bien que lo haga saber en su cuenta de red social; sin embargo, ¿por qué no acudió ante las autoridades a denunciar el hecho? Pues porque desde luego todo era un vil montaje, porque se entiende que cuando un comando armado se va en contra de alguien va decidido a todo y tope en lo que tope; así que de haber sido un verdadero atentado hubiese habido violencia en alguna forma. Se supone que la casa de Fox Quesada no es de interés social y que su corral tenga una barda baja por la que alguien se pudiera brincar.

Ahora sale en varios medios de información tanto a nivel nacional como locales que eran dos personas las que llegaron a las puertas del rancho de Fox porque iban a resguardar una boda y que los guardias los retiraron del lugar. ¡Los guardias!, entonces quiere decir que sí tiene quien lo esté cuidando este expresidente; así que, ¿por qué ha pedido más seguridad al gobierno federal? ¿Qué acaso no cuenta con los recursos suficientes para pagar su propia seguridad? Y he aquí lo malo, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha cedido a este vil chantaje del guanajuatense y ha ordenado que miembros del ejército vayan a cuidarlo; pero no nada más van a cuidar a Fox, sino que también ya se ha anunciado que el también expresidente Felipe Calderón Hinojosa cuenta ya con guardia de seguridad de al menos ocho elementos del ejército y, obviamente, pagados con los impuestos de todos los mexicanos.

Según la información en los medios, a Calderón Hinojosa se le asignó esta guardia porque en una carta al Ejecutivo Federal señaló que se sentía inseguro por todo lo que hizo en su mandato contra bandas del crimen organizado. Entonces, si Felipe Calderón siente pasos en la azotea, ha de ser por su propia conciencia que no lo deja tranquilo y le hace saber a cada momento que no hizo nada bien, por lo que él mismo, Calderón, tendría que costearse su propia seguridad al igual que Fox Quesada. Ya que el clamor popular es la falta de seguridad debido a asaltos, secuestros de todo tipo, levantones, desapariciones y un largo etcétera por lo que la ciudadanía vive cada día con más temor que antes; así que ¿por qué unos mexicanos sí deben de ser cuidados y protegidos y otros no? Ahora sí que se habría de aplicar aquello de todos hijos o todos entenados. Claro que se supone que las clases pudientes tendrán para pagar su propia seguridad; pero Juan Pueblo que se aguante. Y a propósito de clases pudientes, se entiende que los expresidentes pertenecen a esta clase, que no son indigentes, por lo que lo más sensato y honesto para todos los mexicanos sería que el Gobierno Federal dejara ya que los expresidentes, si es que se sientes inseguros, contraten a su costo sus propios guaruras.

Por esta mala decisión de AMLO, se ha levantado una gran ola de protestas ciudadanas por darles el privilegio a estos expresidentes que dijo que les quitaría; sin embargo, he ahí lo que pasa dando a entender: que posiblemente todo los dicho por el actual presidente ha sido una simulación y que lo que señaló de que les quitaría su protección pagada del erario fue de dientes para afuera y poco a poco las cosas vuelven a su cauce normal. Aunque si bien el mismo AMLO ha dicho que esto será temporal y que se buscará la manera de que los mismos expresidentes deban pagar por su seguridad, tal y como se están viendo las cosas en nuestro país en la actual administración, lo más probable es que después de todo este ruido mediático, las cosas vuelvan a quedar como antes.

Así que cuando estos expresidentes salgan de viaje ya sea en nuestro propio país o al extranjero, ¿llevarán a su grupo de guaruras con lo que todo esto significa en gastos? ¿Y la austeridad republicana dónde quedó?

Vicente Fox no quiere desaparecer de los reflectores por lo que a cada rato da la nota aunque sea con ridiculeces. Quiere seguir estando, como sea, en la mente de los mexicanos que, por una parte está bien, ya que nos divierte; sin embargo, lo malo es cuando se mete con otras Naciones que podrían poner a nuestro país en un conflicto diplomático.

Sea pues. Vale.