EL IMPORTAMADRISMO DE LOS GANADEROS AL DEJAR SUS VACAS SUELTAS SIGUEN ENLUTANDO HOGARES;

18 / Septiembre / 2019

La indolencia de los ganaderos han cobrado muchas vidas caso concreto la del deportista José Pérez, que al regresar de Villa Hidalgo a donde acudió a festejar las fiestas patrias, durante su regreso a su natal San Miguel Número 2 choco en su motocicleta Italika 150 CC color amarilla, falleciendo en el mismo lugar de los hechos.

Ante esta desgracia los habitantes tanto del Quemado como de San Miguel, solicitan la intervención de la presidenta de la asociación ganadera local de Santiago Ixe. Ya que para nadie es un secreto que los ganaderos por las noches dejan suelto su ganado y que el ganado ante el ataque del zancudo busca los espacios libres de maleza optando por pastorear a lo largo de la carretera representando esta acción un grave riesgo tanto para los motociclistas como fue el caso de José Pérez, quien perdiera la vida en este accidente como el de algunos automovilistas que a pesar de sufrir daños cuantiosos que terminan no pocas veces en pérdidas totales los propietarios de los semovientes no pocas veces les cortan el cuero a sus vaquillas o vacas para evadir su responsabilidad de tener que pagar daños y perjuicios.

La semana una persona de quien no recuerdo su nombre choco contra un potrillo, afortunadamente el conductor conoció el animal y acudió con su dueño quien se comprometió e hizo el acuerdo de pagarle los daños al conductor del vehículo, este y muchos accidentes se pueden evitar si los ganaderos tuvieran la responsabilidad de encerrar su ganado por las noches, mientras que la ganadera local a cargo de Angélica María N; hacen como que la virgen les habla, o cuantas muertes más tienen que ocurrir para que tomen cartas en el asunto con absoluta responsabilidad y es que así como acuden ante los reporteros para denunciar el robo y sacrificio de su ganado por parte de abigeos tanto de la zona serrana como de marismas asi deberían de ser buenos para encerrar su ganado por las noches todos se los agradeceríamos;