Festejo de los XV años de Cinthia Yoleth Rosales Moreno

26 / Febrero / 2021

Por: José Miguel Cuevas Delgadillo.

La familia Rosales Moreno celebraron los XV años. Acompañados de familia y amigos, festejaron con las medidas preventivas la misa. Se percibía un ambiente de mucha felicidad y alegría. Y no era para menos, ¡XV años es una festividad especia! Acompañada de su papá Genaro Rosales Rivas, su mamá Marisela Moreno Bravo y sus hermanos, Kevin Zaid y Kenia Elizabeth, disfrutaron de la ceremonia en el templo de San Miguel Arcángel.

      La celebración de la Quinceañera es una tradición muy antigua que se encuentra arraigada en muchos países latinoamericanos, esta destaca por la forma muy particular de festejar los quinceaños de una joven, esta consiste en una celebración eucarística seguida de una comilona con familiares y amistades. El evento de los quince años en la vida de la mujer mexicana es a la vez una tradición típica del país y un elemento de la fe popular.

     La celebración de los XV años, tiene su origen en Europa, donde era una costumbre social que fue la última parte de una representación pública que se hacía de las jovencitas que habían llegado a la edad de tomar parte en la sociedad. En Europa, la edad para realizar esta ceremonia, eran dieciocho años, o la edad en la cual la mujer se convertía en un adulto, de acuerdo con las leyes religiosas y civiles. Cuando esta ceremonia se adoptó en países de América Latina, la edad para realizar la ceremonia disminuyó, convirtiéndose a quince. En los países que adoptaron el festejo, se adhirieron nuevos elementos que enriquecieron la fiesta cambiándole el significado de una manera notoria, sin embargo, aparece igualmente probable que la Quinceañera tiene sus raíces o se origina en las culturas indígenas de Latinoamérica. En 1980, el periodista David Beard, inspirándose del estudio de Ángela Erevia ( in Religious Celebration for the Quinceañera, San Antonio: Mexican American Cultural Center, 1980), sugirió la tesis de la transformación de un evento indígena por los españoles.

     En la civilización azteca, la esperanza de vida de la mujer no sobrepasaba los 30 años, así que los quince años traducía el punto medio de la vida de una muchacha azteca, es decir el momento crucial en que se convirtiera en una mujer y se casara. Era oficialmente presentada a la tribu, lo que pedía a los padres que seleccionaran las diferentes posibilidades de boda que se ofrecían a sus hijas ingenuas. Cuando los españoles llegaron en el siglo XVI, los rasgos del catolicismo y el tradicional 18e aniversario de España aparecieron en esta ceremonia indígena. En esta forma, la celebración de la Quinceañera resulta definitivamente de un sincretismo religioso. Tal vez los primeros misioneros españoles supieron que el éxito de la evangelización de América era posible sólo con la conservación de la cultura y de las tradiciones religiosas de los pueblos indígenas.

¡Felicidades Cinthia Yoleth Rosales Moreno!