Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Pretextos baladíes

Por Sergio Mejía Cano


Conjeturas: ¿La regeneración del presidencialismo?

Francisco Cruz Angulo


Momento Político: GOBERNADORES Y ALCALDES TAMBIEN TENDRÁN RECORTES DE SUS SUELDOS EN EL PLAN DE AUSTERIDAD.

Por Brígido Ramírez Guillen


No tardará mucho

Francisco Javier Nieves Aguilar


CON PRECAUCIÓN: Las cuotas escolares deben de ser abolidas para siempre

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: DÉMOSLE EL BENEFICIO DE LA DUDA AL PEJE

Por Fernando Gutiérrez Meza


El tiempo, nuestros hijos

Francisco Javier Nieves Aguilar


¡Y yo muy obediente!

Francisco Javier Nieves Aguilar



CON PRECAUCIÓN: Motivos, pretextos y otras cosas

Por Sergio Mejía Cano

17 / Mayo / 2018

Quedó claro que la candidatura independiente de la señora Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del expresidente Felipe Calderón, era puro relleno con el fin de dividir con los votos posibles que alcanzara la señora, mas no el triunfo desde luego. La razón en sí de apartarse de la contienda política hacia la Presidencia de la República solamente lo sabe ella misma y muy en el fondo, porque las especulaciones respecto a su renuncia no se han hecho esperar.

Obviamente que se podrían tomar algunas lecturas referentes al porqué renunció a su candidatura doña Margarita muy diferentes a la postura de la misma señora, ya que los motivos que expuso como congruencia, honestidad política y darle la libertad a quienes la estaban apoyando, pues se podría decir que son los más inmediatos para calmar las ansias de la opinión pública. Posiblemente sí haya algo de congruencia, como afirma la señora Zavala Gómez del Campo al ver que no estaba levantando en las preferencias electorales solo por el hecho de ser mujer y esperar que muchos mexicanos se fueran con la finta de a ver qué se sentía tener una mujer como Presidente de la República, que no la primera candidata, pero sí la primera independiente aunque se sabe que así haya renunciado al PAN, aun así es posible que por debajo de la mesa estuviera recibiendo apoyo de algunos cuadros fuertes de dicho partido político; y tal vez esa misma congruencia la hizo ver o le hicieron ver que no tenía ninguna posibilidad más que el desgaste físico.

Que haya sido su renuncia por honestidad política es poco probable, ya que de ser así ni siquiera se hubiese postulado como candidata o hubiera renunciado a su candidatura antes de que se llevara a cabo la impresión de las boletas electorales para que no figurara su nombre en la misma, porque en caso de que no se vuelvan a imprimir dejando las que ya están impresas, podría ocasionar infinidad de votos nulos porque hay mucha gente que podría no haberse enterado de la renuncia de Margarita Zavala y que llegue a marcar con una cruz su nombre en la boleta. Parecerá cosa difícil de creer pero existe esa posibilidad, ya que ciertos sectores de la sociedad no ven ni leen noticias y si se llegan a enterar podría darles lo mismo al ver el nombre de la señora en la boleta; pero también está la gente que nomás para hacer la mosca chillar estampe su cruz en el nombre de la señora sin importarle nada más. De ahí que el Instituto Nacional Electoral (INE), se verá en la disyuntiva de si vuelve a hacer otras boletas o deja las que ya se imprimieron con el riesgo latente de que se anulen los votos de las boletas que el público elector tache en el nombre de la ahora excandidata independiente.

Y el otro motivo que expuso doña Margarita Zavala fue que dizque para darle la libertad a quienes la estaban apoyando, aunque también trascendió hace días que se había quejado de que no tenía recursos económicos para pagarle buena parte de sus seguidores que la estaban apoyando en su campaña.

Sin embargo, aquí podría ser que surgió el síndrome Eugenio Derbez, un actor mexicano que en una entrevista se quejó de que ahora los jóvenes preguntan primeramente cuánto les van a pagar por trabajar, dando a entender en dicha entrevista que cómo le iba a pagar a un chavo porque le trabajara sus páginas en las redes sociales o algo así. Y el síndrome vendría a ser, porque se documentó que había un grupo de jóvenes inconformes porque no veían claro en cuanto a una retribución salarial por el apoyo en la campaña de la señora Zavala Gómez del Campo.

Así que si el motivo fue que no tenía recursos económicos para pagar a quienes la apoyaban en su campaña política, pues la misma señora fue la que renunció al financiamiento electoral, así que este grupo de jóvenes los dejó colgados de la brocha, lo mismo que a sus seguidores que, aunque sea difícil de creer, habían o hay personas que creían en la señora y hasta le veían posibilidades de llegar a la grande.

Ahora el meollo del asunto es hacia dónde se inclinarán esos seguidores de doña Margarita, porque es posible que ya la hayan abandonado y no la van a seguir hacia donde ella misma les indique, porque si acaso tuvo un poco de fuerza electoral debido a esa parte de ilusos que creyeron en ella, estos seguidores, muchos de ellos, ya están más que desilusionados y ya no van a querer saber nada de nada de de la señora y mucho menos si se va la señora a apoyar a cualquiera de las coaliciones encabezadas tanto por el PAN como el PRI. Sea pues. Vale.