Edición del Día

Relacionadas

CON PRECAUCIÓN: Cumplir y hacer cumplir la ley, una falacia

Por Sergio Mejía Cano


Visión Política: A un año de gestión reprobados la mayoría de los presidentes municipales.

Por Edmundo Virgen


¡Falta de confianza!

Francisco Javier Nieves Aguilar


VISORÍAS

Por Jorge S. Casillas Barajas


CON PRECAUCIÓN: Un servicio social sin fines de lucro

Por Sergio Mejía Cano


NAYARIT PLURAL: LA POLÉMICA DEL PRÉSTAMO ENTRE ECHEVARRIA Y CORA

Por Fernando Gutiérrez Meza


La humildad del buen Rafa

Francisco Javier Nieves Aguilar


Espadazo Municipal

Por: Mario Luna



CON PRECAUCIÓN: Organismo atacado por quienes lo deberían defender

Por Sergio Mejía Cano

18 / Mayo / 2018

Hace años, muchos quizás, leí no recuerdo bien si en un libro de Rius o en algún otro artículo, sobre qué pasaría en caso de que las defensas de un organismo como el cuerpo humano en vez de protegerlo lo atacaran, pues desde luego que dicho organismo colapsaría al ser atacado tanto por sus propias defensas y por los anticuerpos encargados de su protección y al mismo tiempo por las bacterias infecciosas o virus maléficos.

Pues a la mejor eso lo que se pretende generar en nuestro país en caso de que no se le dé marcha atrás a la Ley de Seguridad Interior que, a pesar de ya haberse demostrado en todos los ámbitos nacionales y hasta internacionales sobre su inconstitucionalidad, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aún no ha emitido su veredicto de manera contundente desconociendo de una vez por todas su inviabilidad y desde luego su aplicación, pues aunque esté en veremos, la SCJN se hubiera pronunciado desde un principio, ya que no es de darle muchas vueltas al asunto, debido a que no se debe de legalizar lo ilegal dándole poder absoluto a las fuerzas armadas del país.

El constituyente de 1917 supo valorar muy bien y poner en su debido lugar a esas fuerzas armadas que hoy ilegalmente patrullan las calles de la mayoría de las ciudades del país y además, interviniendo en labores que no les corresponden en absoluto, porque los resultados saltan a la vista, ya que la criminalidad ha ido en aumento y no se ha resuelto nada en cuestión de seguridad nacional. Prácticamente de nada ha servido que el Ejército como la Marina anden haciendo labores que no les corresponden bajo ningún concepto, porque ningún otro país nos está invadiendo más que el gringo.

Se tiene entendido que las fuerzas del orden están principalmente para proteger a la ciudadanía y no para agredirla, pues se han documentado casos sobre abusos de autoridad y detenciones arbitrarias, así como allanamientos de morada tanto privada como pública, y si no hay denuncias correspondientes a estos hechos prácticamente ya muy comunes, tal vez es por temor a represalias o porque podrían a volver a sufrir dichos abusos de autoridad. Y si alguna vez hubo alguna denuncia por allanamientos de negocio o morada como en la pasada administración, estas fueron retiradas de inmediato al ser aconsejados los denunciantes por amigos, familiares o conocidos que ya habían experimentado algo similar y les sugirieron que mejor retiraran las demandas si no querían que les fuera peor, ya que en primer lugar cómo iban a identificar a los policías que se habían metido sin permiso a sus negocios o casas si todos iban encapuchados.

Vamos a suponer que en un organismo humano un órgano está siendo atacado por una bacteria o algún tipo de virus y las células que componen el tejido de ese órgano comienzan a protestar por esa invasión; sin embargo, cuando llegan las encimas encargadas de atacar a la infección, se ven encima de las células que con dificultad defienden sus tejidos, pues tal vez vendrá el acabose y tan, tan. Igual se podría ejemplificar como cuando se da una marcha o un plantón de protesta porque hay una anomalía como falta de pago de salarios a un sector de trabajadores de equis rubro, y entonces llegan a disolver esa marcha o plantón elementos de las fuerzas del orden que en vez de atacar la enfermedad, que es quien originó que se haya llevado a cabo el plantón o la marcha de protesta, se van en contra de los manifestantes que son los que tratan de curar el mal; sin embargo, cuando llegan los cuerpos antimotines, en vez de resolver la enfermedad la agravan aún más.

Según se ha documentado que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, tiene infinidad de quejas por abusos de autoridad de todas las corporaciones policíacas y de la Marina así como del Ejército; sin embargo, al menos el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, ha dicho que la mayoría de estas quejas son infundadas, pero el problema es que según algunos medios y por supuesto las redes sociales existen testimonios de los afectados, y si el Secretario de la Defensa Nacional insiste en que sus elementos no son culpables de los hechos que los señalas sin averiguar a fondo todo este asunto, podría darse el caso a que los elementos de cualquiera corporación del orden público con esa impunidad con que están siendo protegidos de alguna forma y esto hará que esas defensas del país se volteen a atacarlo ya de una buena vez por todas en vez de proteger a ese país que somos todos sus ciudadano.

Sea pues. Vale.