Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



NAYARIT PLURAL: DÉMOSLE EL BENEFICIO DE LA DUDA AL PEJE

Por Fernando Gutiérrez Meza

19 / Julio / 2018

Han transcurrido 18 días del triunfo del candidato del Movimiento de Regeneración Nacional y ahora Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, del que un sector de la sociedad cree un cambio y otros dudan que eso suceda, auguran que se trata de un cambio de organigrama dentro de la burocracia, pero sus cuates, amigos, parientes y compadres llegaran a los cargos como se acostumbra en el sistema político mexicano, y que se vio en gobiernos de un color u otro, el resto de la población se sujeta a las leyes e injusticias y programas sociales para mantenerlos tranquilos y puestos en procesos electorales.

No hay duda que el pasado 1o. de Julio el Partido en el Poder recibió un fuerte castigo, resultado a las erróneas políticas, actos de corrupción de sus gobernantes e inseguridad, factor que influyó para que 30 millones de ciudadanos que se abstenían de votar salieran a cumplir, no por convicción o porque tal o cual candidato ses de su convicción, sino por dar una cachetada a quienes manejan el sistema, y determinaron que el menos peor era López Obrador, que ya tenía 18 años perseverando llegar a los pinos.

Resultado a esa misma contienda, el Partido Acción Nacional, PRD, MC y PES también sufrieron un descalabro, pues cerca estuvieron de perder el registro, dado que el porcentaje obtenido en la votación los arriesgó a quedar fuera de participación y obvio del presupuesto para el siguiente año, cuestión que solamente sucedió con encuentro social, en tanto que el pueblo castigó en esa misma tesitura a las citadas expresiones, que han fallado en su manera gobernar y con sus cambios prometidos que no se reflejan en el grueso de la población, pues como siempre son favorecidos los cuates, amigos y parientes con las obras y acciones que reflejan ganancias.

En esos vicios es donde pretende actuar y erradicar el hoy Presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador, de tener un Gobierno austero y que los recursos públicos se apliquen de manera honesta y para quienes menos tienen, con mejores servicios, salud, educación y seguridad.

López Obrador, desde el primer momento en que obtuvo el triunfo ha sostenido encuentros con autoridades locales e internacionales, ejemplo la reunión con el actual mandatario del país Enrique Peña Nieto y del Extranjero, al igual con personajes que serán parte de su gabinete y trabajan en la entrega de recepción, aunado a acercamientos con el sector empresarial.

Entre los movimientos en el organigrama del Gobierno Federal, se tienen contemplados la desaparición de las delegaciones estatales, para convertirlas en coordinaciones y suprimir subdelegaciones y subdirecciones que solamente hacen duplicidad de funciones y el resultado laboral es menor, y precisamente es donde se mete a los amigos, parientes o compadres.

Dentro del plan de austeridad del Gobierno de la República que encabece Andrés Manuel López Obrador, a partir del 1o. de Diciembre, se contempla suspender las pensiones a los Ex Presidentes y sus viudas, suprimir escoltas y vigilancias a ex funcionarios, bajar sueldos a Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a los Senadores y Diputados Federales y también a los funcionarios de primero y segundo nivel.

Incluso, sería conveniente que éstos paguen impuestos de los altos sueldos que perciben, pues es injusto que un humilde empleado de determinada empresa contribuya con el Fisco y los citados servidores públicos no lo hagan.

En esa misma política de austeridad que tiene prevista el próximo jefe de la nación, se busca acabar con los moches, a que estaban acostumbrados mafiosos y vivales funcionarios que bajaban programas para el campo y obras de infraestructura a los Estados y Municipios.

Las expectativas fueron amplias y las condiciones en que reciba el país no son halagadoras, pero demosle el beneficio de la duda al PEJE, pues a nadie conviene que al país le vaya mal, y como reza el sentir ciudadano más peor no podemos estar en México, con instituciones frágiles y a punto de desaparecer como el IMSS, ISSSTE, carencias de medicina en el Sector Salud, Educación de pésima calidad, corrupción e inseguridad.