Edición del Día

Relacionadas

NAYARIT PLURAL: SE REQUIERE DE UNIDAD DE TODAS Y TODOS: EDL

Por Fernando Gutiérrez Meza


CON PRECAUCIÓN: Trenes de pasajeros sin fines de lucro

Por Sergio Mejía Cano


Estoy hablando en serio

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


Momento Político: MAS DE 5 MIL MILLONES PARA NAYARIT EN PROGRAMAS Y LA CONTRUCCION DE 2 UNIVERSIDADES: AMLO.

Por Brígido Ramírez Guillen


CON PRECAUCIÓN: El Dios Tlaloc llegó con ímpetu

Por Sergio Mejía Cano


¿Por qué la odio tanto?

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


Maduras e inmaduras

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


Conjeturas: AMLO se cura en salud

Por Francisco Cruz Angulo



NAYARIT PLURAL: LA REINSERCIÓN SOCIAL UNA PRIORIDAD DEL GOBIERNO: JBRM

Por Fernando Gutiérrez Meza

02 / Agosto / 2018

Desde hace más de cincuenta años que al Centro de Rehabilitación Social Venustiano Carranza en Tepic, no se le echaba una manita de gato desde su construcción e inauguración en los tiempos del Presidente de la República y Gobernador de Nayarit, Adolfo López Mateos y Julián Gascón Mercado, cuando ese reclusorio fue hecho con varias deficiencias, pero acorde a esos años de una ciudad pequeña en población e infractores de la Ley.

Es plausible que en la administración gubernamental que encabeza Antonio Echevarría García, exista el interés y hayan los proyectos para crear un nuevo reclusorio, a la vez que la puesta en funcionamiento de penales locales, como en Bahía de Banderas, Santiago y la intención de crear uno en Tecuala, y disminuir la sobrepoblación que impera en el Venustiano Carranza.

De unos meses a la fecha se realizaron trabajos en la entrada del penal de Tepic, que fue bardeado en sus afueras como una parte de algunos cambios que se habrán de implementar, y cómo se dice, por algo se empieza cuando hay interés de hacer las cosas, máxime en ese punto delicado que es la seguridad emparejada con la prevención del delito y la reinserción social de quienes forman parte de la población penitenciaria.

Esas acciones y resultados no son tareas fáciles, pero posibles cuando en las áreas de una administración los gobernantes designan a directivos con perfiles y que saben del tema, caso del titular de la Dirección de Prevención y Reinserción Social del Gobierno del Estado, Jorge Benito Rodríguez Martínez, quien ha inicio de gobierno tuvo que enfrentar algunas adversidades que permitieron que ahora se tenga estabilidad en el Venustiano Carranza.

La problemática que pudiese existir en los penales no es única en Nayarit, y lo vemos en otros lugares de la República, pero depende del trabajo que realizan los directivos y funcionarios de esa materia, pues se trata de controlar a delincuentes de diversa índole que en ocasiones ante las condiciones conviven entre sí y representa riesgos que impiden la tranquilidad total.

Se sabe que la dirección de Reinserción Social del Gobierno del Estado, viene impulsando programas de educación primaria, secundaria y de preparatoria, como parte de la rehabilitación de los presos, e incluso, concluyeron su preparación cerca de 600 personas en esos niveles, con el respaldo del INEA y la Universidad del Valle de Matatipac, lo anterior, aunado a la colaboración del Instituto de Capacitación para el Trabajo ICADEP, con cursos diversos tanto para internos hombres y mujeres.

Dichas acciones se llevan a cabo de acuerdo a los acuerdos Federales en materia penitenciaria, bajo el respeto de la Constitución y Reglamentos alternos que rigen la vida de los Penales del País.

Es de citar, que el Gobernador del Estado, Antonio Echevarría García, desde el primer minuto de protestar cumplir y hacer cumplir la Constitución y Leyes que de ella emanan, hace esfuerzos por mantener la paz y tranquilidad perdida desde hace 12 años en esta noble tierra de Nayarit, y como él mismo ha dicho, ténganme un poco paciencia, apenas llevamos un año en el cargo y estamos levantando las cenizas del cochinero en que nos dejaron.

El joven ejecutivo estatal, tiene razón, y aunque quisiera hacer mucho es imposible ante la falta de recursos económicos para obras de infraestructura, de educación o salud, tema éste, que preocupa sobremanera a Antonio Echevarría García, pues la SSA fue saqueada y sobrecrecida en personal heredado, factor que hace imposible un buen funcionamiento y mejor atención al usuario en cuestiones de enfermedades diversas.

Es lamentable que haya sido tanta la voracidad y ambición de anteriores funcionarios de Salud, que dejaron una institución desmantelada y se llevaron hasta las pistolas y equipo para nebulizar, sin contar que dejaron los vehículos inservibles, pero se trabaja en esos aspectos para cumplir a la ciudadanía que no tiene culpa de esos pésimos y voraces servidores públicos.