Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



CON PRECAUCIÓN: Reelección por el voto popular directo

Por Sergio Mejía Cano

21 / Agosto / 2018

Sufragio efectivo, no reelección, fue la frase que se enarboló en la Revolución Mexicana y que dio paso a una cruel y despiadada lucha fratricida que costó mucha sangre de mexicanos, por lo que para muchos de nosotros aún perdura esta frase que, si bien a las generaciones posteriores a la guerra intestina que siguió a la Revolución y en la que no tuvimos nada que ver, de todos modos se nos grabó esta conocida frase debido a que en la papelería oficial era lo traía impreso.

Sin embargo, poco a poco se ha pretendido que eso de no reelección vaya pasando a segundo plano precisamente porque ahora ya existe otra generación que en cierto modo podría no significar nada o casi nada esta dichosa frase atribuida a apóstol de la Revolución Mexicana don Francisco I. Madero, pero que según los historiadores, quien la pronunció primero fue don Porfirio Díaz, tal vez sin pensar que se la aplicarían posteriormente a él mismo.

Ahora ya se permite la reelección en ciertos cargos de elección popular; si bien ya desde antes se podía hacer la reelección por una vez en las presidencias municipales, aunque no en forma continua, ahora ya es posible la reelección para otros puestos por lo que varios personajes de la vida política se frotan las manos por la posibilidad de que vivan fuera del error, es decir, dentro del presupuesto hasta por cuatro periodos continuos.

Obvio que en un sistema democrático que se respete esto no tuviera nada que ver; sin embargo, nuestra incipiente democracia a la mexicana no acaba de cuajar, por lo que esto de la reelección sería más bien para que aprovechen algunos entes políticos para seguir haciendo de las suyas con el pretexto de que tres años no es suficiente para sacrificarse por nuestro país, entidad o municipio. Además, esto de la reelección no es nada nuevo con los legisladores federales, ya que posiblemente para eso se crearon los puestos plurinominales, que no son otra cosa que una reelección disfrazada, si bien no por el voto popular directo, sí por las dirigencias de los partidos que aprovechan estos cargos de representación proporcional para saltar de una Cámara a otra, he ahí por lo menos a Carlos Romero Deschamps, Emilio Gamboa Patrón, Manlio Fabio Beltrones Rivera y otros entes políticos que sin ensuciarse los zapatos han mamado del presupuesto bien y bonito.

Así como ya llegó la reelección a las diputaciones y presidencias municipales en forma continua, es probable que sea la punta de lanza para posteriormente aventar la piola para ver si es chicle y pega lanzando una iniciativa de ley para que los gobernadores tengan esa facultad de reelegirse y para luego calarle con la de la Presidencia de la República con el cuento de que ya es obsoleto eso de la no reelección, aunque lo de sufragio efectivo quede en el aire. Todo un caldo de cultivo que podría estarse gestando. He ahí el caso en las pasada campaña presidencial en que los supuestos adversarios del ahora presidente electo decían que seguía siendo un peligro para México y que tal vez nos convirtiera en otra Venezuela o Bolivia cambiando la Carta Magna para reelegirse y que quién sabe qué; y si bien pudo haber sido una estrategia más de campaña, es bueno recordar que cuando el río suena es que agua lleva y si no es en esta próxima administración federal, no podría estar muy lejano el sexenio en que se lleve a cabo el experimento de la reelección para la Presidencia de la República.

Aquí en Tepic tenemos un diputado local, Javier Hiram Mercado Zamora, del que se presume que es el primer diputado electo por primera vez en la historia reciente de nuestro país; sin embargo, si se piensa de bien a bien, no es un diputado que haya sido reelecto por el voto directo y popular, ya que anteriormente fue diputado por la vía plurinominal, y ya se sabe que los cargos por la vía de representación proporcional las obtienen los partidos debido a los votos recibidos y estos a su vez reparten los puestos plurinominales a sus militantes más agraciados, favorecidos o con más méritos para recibirlos. Así que si el señor Mercado Zamora ocupó una diputación primeramente por la vía plurinominal y no por el voto popular, entonces no se puede decir que haya sido reelecto, porque apenas participó en una contienda en donde sí recibió el voto popular directo. Entonces se intuye que don Javier Hiram es legalmente diputado por primera vez debido al voto popular en forma directa y la anterior diputación que ocupó fue por designación de un dedo y no del pueblo. Sea pues. Vale.