Edición del Día

Relacionadas

Entrevist-arce: LILIANA HERNÁNDEZ CANTANTE -SEGUNDAY ÚLTIMA PARTE-

RIGOBERTO GUZMÁN ARCE


Comodidad, la clave

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Ni modo que digan que sí es cierto

Por Sergio Mejía Cano


NUMINOR: La Música, Elemento Creativo Insustituible

Por Agustín Almanza Aguilar


ATISBANDO EN LA BAHIA: Brotan casos de Hepatitis en Santiago Ixcuintla.

Por: Roberto Cervantes Flores


VISORÍAS

POR JORGE S. CASILLAS BARAJAS


¡Respétalos siempre!

FRANCISCO JAVIER NIEVES AGUILAR


CON PRECAUCIÓN: Camine no contamine, siempre es mejor

Por Sergio Mejía Cano



NAYARIT PLURAL: ¡YA JAMÁS VOLVIÓ A CASA!

Por Fernando Gutiérrez Meza

04 / Septiembre / 2018

De preocupante se califica un sangriento suceso que costó la vida a jovencita, que pasa a formar parte de la lista de crímenes cometidos en nuestra capital nayarita, hecho que consterna a las familias de Tepic, pues muchas veces se trata de personas ajenas a los grupos delictivos, pero toca la suerte de estar en el momento y lugar equivocado, aunque en ocasiones no se sabe y hasta al ir caminando puede ocurrir una desgracia que cueste la vida.

Lamentable para los padres o la madre de tratarse de un matrimonio desintegrado, el saber que la hija falleció de esa manera y de la noche a la mañana ya no regreso a casa, quizá salió de antro el fin de semana como cualquier jovencita de esa edad, y nunca imaginó lo que vendría a la horas.

Se trata de una mujer de aproximadamente 25 años, quien este lunes a las 12:00 horas fue encontrada cerca del camino viejo que conduce al Pichón, luego de una denuncia anónima que alertó las autoridades sobre el hallazgo, en un predio denominado Los Arcos.

De informes en torno al sangriento acontecimiento, se sabe que la mujer cuenta aproximadamente con 25 años de edad, vestía pantalón de mezclilla azul con rompeduras, blusa a rayas blanca y negra y zapatillas negras.

La damita presenta fuerte lesiones en la parte derecha de la cabeza y exposición de la masa encefálica, heridas que le causaron una muerte instantánea, de la identidad de dicha persona se desconocen detalles, pues hasta el momento no es revelada por las autoridades de la Fiscalía que práctica las indagaciones pertinentes de esa muerte, lo mismo que las causas que costaron la vida a la jovencita.

Cualquier hallazgo que se registra es lamentable, más no se diga de una mujer en esa edad, que todavía podría haber hecho más cosas a futuro, de no haber sido por esas mentes perversas y suicidas que pudieron haberse cruzado en su camino y quitarle la existencia de esa forma tan sangrienta.

Ojalá, esa chamaquita no haya dejado huérfano algún pequeñito, pues desafortunadamente muchas jóvenes se embarazan a corta edad y los novios o padres irresponsables no cumplen con esa obligación, de ser así y contar con madre todavía, será esta quien se encarga del nieto, pero en ocasiones esa responsabilidad le queda a la abuela.

Este tipo de hechos sangrientos suceden a diario en todo el país, no necesariamente aquí en Tepic, o determinado municipio de Nayarit, cuestión lamentable y parte de la inseguridad que se vive de varios sexenios a la fecha y que nadie ha podido frenar, pese que se habla de firmas de acuerdos o convenios entre las distintas instancias de seguridad, son mínimos los resultados y la disminución de hechos de sangre, pareciera que los grupos delictivos superan a las corporaciones del ámbito de que se trate.

Esperamos en próximas horas se conozca la identidad de la víctima, aunque seguramente de tratarse de la hija de una familia conocida, es posible que todo se maneje con sigilo y evitar especulaciones al respecto.

Ante ese suceso y otros que se han registrado, llama la atención que las autoridades tanto preventivas, como de Fiscalía o Federales rara vez saben de algo, y pareciéramos vivir en un país sin Ley, donde ya es común encontrar personas en la calle o brechas como fue el caso.

Los mexicanos y nayaritas confían que con la llegada del Nuevo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, las cosas cambien en materia de seguridad, pues se vive en un México Sangriento.