LA DIPUTADA JULIETA MEJÍA Y SU PROPUESTA DE HOMENAJEAR AL DR. JULIAN GASCON MERCADO

09 / Mayo / 2019

Por: Ulises Rodríguez

El destino tiene un sentido del humor muy agudo y rara vez suele ser predecible, aunque, ya consumado, uno entiende los porqués de muchas cosas. La noche del pasado lunes, mientras cenaba una rica hamburguesa en el modesto puesto de mi amigo Mariano en el mercado de Abastos, éste sacó a la plática –a propósito de un documental que había visto esa misma mañana sobre el Hospital de Jesús, en la ciudad de México- al doctor Julián Gascón Mercado, ex gobernador de Nayarit entre 1964 y 1970, senador de la república, fundador de la Universidad Autónoma de Nayarit, escritor, destacado médico y sobre todo, un hombre lúcido y honesto que se ha convertido al paso del tiempo en la referencia obligada de aquellos que nos gusta pensar que no todo en la política está perdido. Y es que, en medio de políticos fantoches, corruptos, ignorantes e hipócritas, estudiar el ejemplo del doctor Gascón reconforta e inspira a seguir sus pasos a medida de nuestras modestas posibilidades.

Con esa charla en mente y con la admiración que le profeso al Doctor Gascón y a su hermano Alejandro desde que tengo memoria, la participación de la bella diputada Julieta Mejía en tribuna al medio día de este martes, para proponer que se realice un homenaje público al doctor Gascón captó de inmediato mi atención y me remitió a la coincidente conversación de la noche anterior.

La propuesta de la única representante en esta legislatura de Movimiento Ciudadano, se fraccionaba en 4 acciones concretas: Un homenaje público en el H. Congreso del Estado; anexar el nombre del doctor Gascón al boulevard Tepic-Xalisco; institucionalizar el evento cultural que el propio ex mandatario fundó en el Trapichillo –comunidad que le vio nacer en 1925- y finalmente, inscribir en letras doradas su nombre en el muro de honor del Congreso del Estado.

En este punto del texto, huelga decir que me emociona de sobremanera que se le pueda reconocer una vez más al doctor Julián Gascón todo lo que hizo por Nayarit. Su llegada al poder, a finales del sexenio del presidente López Mateos fue casi un accidente cuyo único propósito era el de entregar el poder a un personaje que no le debiera lealtad a don Gilberto Flores Muñoz, poderoso ex gobernador y competidor en 1958, junto al propio López Mateos, de la candidatura presidencial en tiempos de Ruiz Cortines. Por recomendación de su mentor, el ex gobernador mexiquense y respetado galeno, Gustavo Baz Prada, así como del fundador del PPS, Vicente Lombardo Toledano, de quien Alejandro Gascón era cercanísimo colaborador, la candidatura al gobierno del estado recayó en el doctor Julián Gascón Mercado. Afortunada coincidencia también aquella que le dio la oportunidad de gobernar el estado a un hombre honesto, inteligente y con fuerte compromiso social que habría de pasar a la historia como uno de los más preclaros hijos de Nayarit, que merece ampliamente, a juicio de quien esto escribe, el homenaje que le propuso ayer la diputada Julieta Mejía.