Alfiles o reinas

DENISSE ESTRADA/ EL REGIONAL.

13 / Noviembre / 2020



Un día histórico para las mujeres que marcará un antes y un después, 06 de noviembre del 2020; ya que el INE –Instituto Nacional Electoral- aprobó que en el 2021 la mitad de las 15 candidaturas a gobernador tiene que ser mujeres, pero al ser un número impar la decisión puede ser siete u ocho por partido.

Lo celebro con gusto al generarse oportunidades igualitarias de paridad o equitativas como lo expresan diferentes actores políticos, pero surgen varias dudas:

1- Se señala que ocho o nueve féminas en 2021 serán gobernadoras porque en el conteo ya hay dos ocupando este cargo, pero solo una seguirá su período. Ahí es donde la puerca torció el rabo... ¿Entonces se competirá puras mujeres en siete u ocho estados para que se obtenga la paridad que aprobó el INE?

En Nayarit no tendríamos ningún problema al tener cuadros destacados de mujeres al frente de partidos y con cargos políticos.

2- Sí es como mencioné en el punto anterior ¿Quién elegirá los estados donde van hombres o mujeres? ¿Será a través de una rifa, tómbola etc?; ya que para cumplir el objetivo de paridad se tiene que competir entre el mismo género.

Pero a partir de lo mencionado surge una gran problemática a la violación de los derechos políticos electorales de los ciudadanos, porque se estaría coartando la participación de un hombre para competir a gobernador en un estado que se le asigne mujer y viceversa.

Pongo un ejemplo: en Colima, quien va a la cabeza en las encuestas es el partido en el poder federal con la ex delegada de bienestar; pero supongamos que a este estado le toque hombre, ¿qué sucederá con ella? ¿Qué sentirá?; que por velar el INE derechos electorales entre hombres y mujeres le obstaculicen su participación.

¿Qué alguien nos explique cómo será esa paridad?

3- Si en los estados se rifa el género que toca, el INE estaría violentando mi derecho de decisión. Imaginen si mi gallo para gobernar es una mujer y toca hombre, ¿Qué hago? A fuerza tengo que votar por un hombre y alguien que no es de mi simpatía política. Es como si en Nayarit solamente estuviera permitido vender coca cola sin otra opción de refrescos. ¿Qué haría un líder sindical que no le gusta la coca?, ¿se tendría que aguantar y comprarla?

4- Por último, si no es como lo pensé, escribí, y solamente será por cumplir esa nueva normativa del INE a las siete u ocho mujeres, los partidos las mandarán a perder a los estados que no son sus bastiones o no representa un gran interés político, por lo que decidirán jugar con sus mejores cartas para conservar las joyas de la corona -estados-.

Falta esperar los lineamientos de esa paridad para ver el rumbo de Nayarit y que se bajen o se suban personajes a la elección.

¡Ah!, se me olvidaba ¿los independientes encajarán en esta regla?, porque si no es así, veremos a muchos calenturientos que de la noche a la mañana con sus estructuras juntarán los requisitos para dejar sus partidos y hacerse sin partido y el INE no podrá lograr su objetivo de paridad así que tendremos muchos estados gobernados por hombres y libres, como en Nuevo León.