Edición del Día

Relacionadas

Remembranza: Jorge Briones Franco, historiador cronista oficial de Rosamorada, obtiene Primer Lugar Nacional en Congreso Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas celebrado en Chiapas.

Ángel Carbajar Aguilar


Tsikuri Ojo de Dios Huichol: Jorge Briones Franco, historiador y cronista nayarita

Suplemento cultural


Ojo de Dios Huichol: Instituto de Arte y Cultura de Tepic

Director: Ángel Carbajar Aguilar


Especial del museo de Amado Nervo y donde nació

* Le puede recibir de martes a sábado de 10 a 14 Horas de 16 a 19 horas, y los domingos de 10 a 14 horas.


SEMBLANZA


UNA HISTORIA EN CADA IMAGEN


Momentos inolvidables en la vida del Maestro Rafael Alfredo Almanza Aguilar


20 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA ESCUELA SUPERIOR DE MÚSICA

En la apertura del Festival por el 20 Aniversario y en la Clausura el Director de la Escuela Superior de Música, maestro Rafael Almanza Aguilar con gran emoción agradeció a maestro, alumnos e invitados por hacer en grande la fiesta del arte musical.



EL TABACO

02 / Marzo / 2015

Voy a comentarles un caso curioso,
Que a ustedes les pueda ser muy provechoso.
Ursulina y Paco, que se idolatraban,
Para el matrimonio horas les faltaban.

Y unas horas antes, con gran embeleso,
Ursulina y Paco se dieron un beso.
Más ella al besarlo le dijo a su ´Paco:
¡Ay hijo..como te huele la boca a tabaco!

¡Si no dejas pronto ese vicio maldito,
Ya no nos casamos, querido Paquito
Desde aquel entonces dejó Paco el vicio,
Poniendo al dejarlo mucho sacrificio

La noche de boda hubo alegremente
Comilona y baile, como es consecuente.
Y al final del baile, Paquito al momento
Se llevó a Ursulina para su aposento.

Úrsula esperaba como toda esposa
Que Paco le hiciera aunquesea una cosa
Pero el truhán de Paco se hiso el distraído
Y profundamente se quedó dormido.

De aquella conducta tán inesperada,
Ursula prudente no le dijo nada.
Pensando que el pobre se hallaba cansado
Aunque no era cosa de un recién casado.

Pasó un mes y otro, sin que Paco diera
A su linda esposa un beso siquiera.
Ni de hacerle un mimo Paco se aprestaba
Por más que Ursulina se le arrejuntaba.

Pues era incorrecto que como su esposa
Dejara ser digna y muy pudorosa.
Más de aquel estado se cansó de fijo
Y una noche a Paco, tímida le dijo:

¿Qué pasa Paquito?...¡Te miro muy triste!
¿Es que de casarte ya te arrepentiste?
¡Mira que impaciente yo te estoy deseando!
Acaso ¿Te hiciste ya del otro bando?

¡Despierta mi vida!... tiritando espero
¡Que si no me besas, me muerome muero!
Pero el truhan de Paco se fingía el dormido
Y le contestaba con un gran ronquido


A la madre entonces, ante aquel fracaso,
Úrsula apenada fue a contarle el caso
Y la vieja vino hecha un Basilisco
Y gritando al yerno le dijo: ¡Francisco!

Te haces el tarugo o ¿No lo supones
Que como marido hay obligaciones?
Si lo sé señora, eso se adivina
Mas la culpa de todo la tiene Ursulina.

Que yo no fumara terca me ha pedido
Y yo pos sin tabaco, soy hombre perdido
No puedo animarme, no tengo fortuna
Me falta alegría y energíaninguna

La madre y la hija dejaron a Paco
Y corriendo fueron a comprar tabaco.
Entre picadura, cigarros y puros,
Ellas se gastaron un millón de duros.

Y desde el momento en que llegó el tabaco
Comenzó la dicha de Ursulina y Paco.
Cada vez que un Fajo Paco se fumaba.
De una n nueva dicha Úrsula gozaba.

Y los dos contentos, y los dos dichosos
Fueron un modelo de buenos esposos.
A los pocos días de esta paz bendita
De Úrsula los padres fueron de visita

Sabiendo que su hija antes tan violenta,
¿Cómo es que el tabaco la puso contenta?
¿Qué tal hija mía?,la madre le dijo:
¡Noto en tu semblante tanto regocijo!

Así que, el aspecto que observaba Paco
¿Era solamente falta de tabaco?
Tansolo eso era, madre idolatrada
¡Ahora sí, te juro no me falta nada!

Desde que ya fuma mi querido esposo,
No hay hombre más bueno ni más cariñoso
Cada vez que un puro fuma mi marido,
¡Como me acaricia tan agradecido!

Son lumbre sus manos, brazas su sonrisa
Y por todo el cuerpo tierno me acaricia
Ya no tengo penas, ya no tengo apuros
Hoy ya se ha fumado diecisiete puros.

DON Juan Pirulero padre de Ursulina
Nunca había fumado ni una targarina
Y su vieja quiso probar si el tabaco
Podría hacerle efecto lo mismo que a Paco,

Así que le dijo: ¿Por qué tú no pruebas?
Fúmate tan solo unas cuantas brevas
Estas ya hace tiempo tan desfallecido,
Tan desanimado, tan alicaído
Que quizá si fumas de aquí en lo adelante
Te sirva el tabaco como estimulante

¡Ándale viejito, fúmate este puro
Y vente conmigo al salón oscuro!
Don Juan Pirulero contestó al momento
Poniendo en el habla mucho sentimiento:

¡No te creas esposa, que pueda el tabaco
Hacerme el efecto lo mismo que a Paco,
El animo mío ya no hay quien lo suba
Ni aunque me fumara Nayarit y Cuba!